Davidovich se consagra en Wimbledon

El español se impuso ante el argentino Axel Geller por 7-6 y 6-3 quedándose con el torneo más importante de su carrera.

Davidovich se consagra en Wimbledon
Alejando Davidovich Fokina y el trofeo, algo que no sucedía con un español desde 1967 | Foto: Zimbio

La final junior se disputó en el Court 1 del All England Lawn Tennis and Croquet Club, segundo estadio más importante, ante un buen número de espectadores que se acercaron a ver un partido que prometía ser entretenido. Axel Geller venía de una gran victoria en semifinales, tras vencer al primer preclasificado del torneo, el francés Moutet. Y Alejandro Davidovich, por su parte, le había ganado al estadounidense Kypson y llegaba a la definición con un récord más que favorable en el torneo: no había perdido ningún set. 

Los nervios y la ansiedad se notaron en ambos en los primeros juegos del partido. Puntos cortos, muchos errores, casi no pausaban. Geller fue el que más sufrió de estas condiciones, ya que en su primer game de saque, Davidovich le quebró y luego mantuvo el suyo. Recién en el quinto juego los dos jugadores categoría 1999 lograron soltar el juego que venían mostrando a lo largo del torneo.

Geller quebró el servicio del español para poner el marcador igualado en tres. La paridad entre ambos se notaba y costaba cerrar los games, más por aciertos del rival que por errores propios. El argentino intentaba dominar con su potente saque y el español mostraba buenas herramientas a la hora de defender con su gran revés, y recursos para el ataque como el dropshot

No lograron sacarse ventajas en todo lo que quedó del set y la definición del mismo llegó al tiebreak. Allí Davidovich fue más inteligente que Geller para jugar, calmo y preciso para elegir los tiros y jugar con el error del argentino, que no estuvo fino con sus golpes. Fue un rápido 7-2 para el malagueño, que seguía fuerte sin ceder ningún set.

Camino hacia la gloria

El segundo set continuó igual que el anterior. Hasta el octavo game ambos jugaron sin problemas con su saque, ganando cómodamente luciendo sus armas ante cada situación de peligro. Sólo Davidovich tuvo oportunidad de quiebre en este segmento de partido, que rápidamente Geller solucionó con una derecha ganadora. 

Sacaba el argentino 3-4 en un game clave para la definición del encuentro. Ambos lo sabían y nuevamente fue el español el que estuvo más concentrado que el argentino. Con dos errores no forzados por parte de Geller sumado a dos winners, Davidovich se quedó con el game. Miró a su cuerpo técnico y lo festejó como si supiera lo que venía.

Último juego de la final con Davidovich al servicio. Una mala derecha de Geller le dio el match point, poniéndose 40-30. Y allí el español sacó a relucir su talento ante todo el estadio, y con su marca registrada durante el partido, un dropshot preciso y escondido de revés, dejó a Geller en el fondo de la cancha y a él en lo más alto de Wimbledon. 7-6 y 6-3 y a festejar su primer Grand Slam. Gran torneo de Ale Davidovich, que con 18 años consiguió algo que, por ejemplo, logró Roger Federer 19 años atrás. Paradójicamente, el suizo en el court principal, minutos después se coronaría con su octavo Wimbledon. Davidovich puede soñar con que esto le pueda suceder a él, tiene el talento necesario para que pase.

Axel Geller tuvo revancha en dobles

Tras la derrota en la final de singles, el argentino disputó el encuentro definitorio junto al taiwanés Yu Hsiou Hsu. Enfrente, el austriaco Jurij Rodionov y el checo Michael Vrbensky. Fue un partido donde la pareja Geller/Hsu dominó de principio a fin. En una hora y dos minutos de juego ganaron 6-4 y 6-4 logrando el primer major para ambos en la modalidad. La recompensa para Axel Geller no tardó en llegar, se vuelve a la argentina con dos finales disputadas, ganando una de ellas. Una semana que quedará para siempre en su memoria.