Pilotos de leyenda: Colin Mcrae, un piloto de videojuego

El escocés Mcrae perdió la vida en un trágico accidente de helicóptero en el año 2007. El campeón del año 1995 revolucionó el mundo de los rallies.

Pilotos de leyenda: Colin Mcrae, un piloto de videojuego
Colin McRae / Foto vía:wrc.com

El Siglo XXI daba inicio cuando yo tan sólo era un crío de apenas 6 años y por aquel entonces, y como casi todos los niños de mi edad lo único que me importaba era jugar. 

Un día cualquiera de los muchos que pasaba en casa de mi tía vi un videojuego de coches que mi primo tenía guardado, su nombre Colin McRae. Yo aún no sabía nada del mundo de los rallies, y fue gracias a ese juego y a ese nombre que hoy esté escribiendo estas humildes palabras que para mí significan mucho.

Vamos a hablar de una figura del motor. Hablar de Colin Mcrae es hablar de un hombre que vivió la vida hasta el límite y la condujo al nivel dos.

"Colin McRae es uno de los nombres más reconocidos del mundo de los rallies"

"La gente habla de leyendas deportivas y diez años después de su fallecimiento, y dos décadas después de su apogeo en el Campeonato del Mundo de Rallyes, Colin McRae sigue siendo uno de los nombres más reconocidos e icónicos de los rallyes",  contestó a los micrófonos de wrc.com David Richards, jefe del equipo Subaru en 1995.

"Esto sólo demuestra el impacto que tuvo en el deporte en ese momento y cómo Colin solo lo llevó desde las páginas de deportes a las primeras páginas de la prensa nacional, por eso siempre será una leyenda deportiva”, concluyó Richards.

"Siempre será una leyenda deportiva"

McRae comenzó a correr en Rallies en 1986 cuando tenía 18 años, y no tardó en destacar por su velocidad. Tanto que fue comparado con Ari Vatanen.

Pronto llegaría al WRC, fue en 1987 pero no todo sería un camino de rosas. El que fue hijo de Jimmy McRae, ganador hasta en cinco ocasiones el Campeonato Británico,  tuvo que sudar para conseguir un hueco en el equipo Subaru Team Europe, un equipo que pronto haría su debut en el Mundial de Rallies.

Lo que es cierto, es que nadie dudó nunca del talento que tenía el piloto británico y fue por eso que la marca japonesa decidió contar con sus servicios.

Un año después de su debut con Subaru en 1993 en Nueva Zelanda llegó la primera victoria del equipo debutante con el escocés al volante.

foto vía: wrc.com

foto vía: wrc.com

Esa fue la primera victoria de Colin pero hay que recordar lo que pasó en 1992 en el Rally de los 1000 Lagos en Finlandia un detalle que define lo que Colin McRae sentía por los rallies.

Como digo era el año 1992 y el escocés disputaba su segunda temporada con el Subaru Legacy  perteneciente al Grupo A cuando Colin llegaba a las frías y rápidas tierras finlandesas.

El primer día del Rally sufría una salida de pista en una de las muchas zonas rápidas que acostumbra a ofrecernos el hoy Rally de Finlandia.

El Subaru Legacy dio varias vueltas de campana pero tanto el piloto como el copiloto salieron ilesos del accidente por lo que tras unos momentos de incertidumbre finalmente con la ayuda de algunos espectadores decidieron sacar el coche de los arbustos en los que había quedado inmerso y reanudar la marcha.

Hay que reconocer la calidad y la fortaleza de los vehículos del Grupo A que hicieron que el coche quedara  visualmente muy afectado pero con el motor intacto. Tras un buen trabajo realizado por los mecánicos del equipo el coche pudo volver a pista y pudimos ver a McRae disputar el resto del rally con el coche a trozos, eso sí, dejando al público con la boca y los ojos bien abiertos. 

foto vía: wrc.com
foto vía: wrc.com

En 1994 llegaría la primera victoria en casa, en Gran Bretaña, y justo un año después en la misma prueba se coronaría como el campeón más joven, hasta la fecha, con 27 años del WRC. Batiendo a su compañero de equipo el español Carlos Sainz con el que siempre mantuvo una buena relación.

foto vía: wrc.com
foto vía: wrc.com

En 1999 McRae fichó por el equipo Ford y su director de equipo durante esas tres temporadas fue el actual director de M-Sport, Malcolm Wilson que dijo: "Colin fue un piloto dinámico y emocionante. Miles de aficionados – de todas partes del mundo – acudían a las especiales para ver su agresivo estilo de pilotaje y nadie puede negar su influencia en la popularidad de la especialidad

"Los aficionados acudían para ver su agresivo estilo de pilotaje"

Durante su última etapa como piloto profesional de Ford consiguió 9 victorias, la última en Kenya fue la que le hizo entrar en la historia al superar las 24 victorias. Sólo Carlos Sainz, Sébastien Loeb y Marcus Grönholm habían logrado al revasar esa crifra.

Por último, en 2004 disputó su última temporada completa con el equipo Citroën sin lograr buenos resultados, y ese año perdió el volante en favor de Carlos Sainz.

El escocés logró un sólo título mundial de rallies pero conquistó el corazón de muchos de los amantes de este deporte y son muchas las personalidades del mundo del rally que recuerdan a Colin como una magnífica persona con un gran talento y pasión por los rallies.

Después de tocar el cielo Colin McRae cosechó 3 subcampeonatos y un tercer puesto en 1998. En total logró 25 victorias en rallies del WRC en 146 participaciones. 

Como bien dice Malcolm Wilson, la influencia y la popularidad que aportó Colin al mundo de los rallies fue una revolución total. El márketing, las ventas, el auge del rally como deporte mundial, videojuegos. Fueron muchas las cosas que aportó el bueno de Colin. Él no será recordado por tener más o menos campeonatos. Sin embargo, es considerado como una leyenda del motor. Fiel a su lema 'en caso de duda, gas a fondo, logró algo más que un premio, una huella eterna en el mundo de los rallies.

Hoy se cumplen 10 años de aquel fatídico accidente de helicóptero que conmocionó a aquel niño que de pequeño y a raíz de un nombre descubrió una pasión y un sentimiento inigualable. Hoy en miles de cunetas aún recuerdan al escocés. Hoy ese nombre es una leyenda.