Superioridad amarilla

La victoria de esta mañana en Mendizorroza nos ha dejado unos detalles tácticos que explican la contundente victoria del Villarreal por 0-3.

Superioridad amarilla
Imagen | Villarreal CF

Seriedad defensiva

Para poder ganar en el fútbol es fundamental no recibir goles, es algo tan fácil de decir, como difícil de ejecutar. El Villarreal en los dos primeros partidos de liga no tuvo seguridad defensiva, algo que en el día de hoy se ha podido corregir, ya que el Alavés apenas ha inquietado la meta de Barbosa, solamente se pueden contabilizar disparos desde media distancia y saques de esquina como acercamientos de peligro. Mención especial merece la actuación de Rukavina, que además de hacer un gran trabajo en la retaguardia, ha tenido una gran presencia en el área contraria.

Plena efectividad

Otro aspecto en el que el Submarino ha basado su contundente victoria esta mañana ha sido en el acierto de cara a gol, el conjunto entrenado por Escribá tiene mucha pólvora arriba, como ha demostrado Bakambu y Bacca en el día de hoy. Suyos han sido los goles de hoy, aunque otros delanteros como Enes Ünal y Sansone también se han estrenado ante el Betis en LaLiga Santander y el Astana en Europa League respectivamente, no hay duda que esta temporada los goles no van a ser un problema para la entidad amarilla.

Castillejo, un puñal en la banda

El malagueño ha sido sin lugar a dudas el mejor jugador del partido, el '10' amarillo ha hecho una auténtica exhibición siendo un quebradero de cabeza para la zaga alavesista. Suya ha sido la asistencia en el 0-3 y lo que único que le ha faltado es marcar, cosa que pudo hacer en el segundo gol, pero Pacheco lo evitó y posteriormente marcó Bacca. La única manera que ha tenido el Alavés de parar a Castillejo ha sido a base de faltas con la permisividad de un árbitro que ha dejado pasar demasiadas faltas, sobretodo de un Wakaso sobreexcitado.