Paco Herrera: “Si seguimos siendo buenos en casa tenemos el 80% conseguido”

El técnico amarillo trató de quitar urgencias al encuentro del próximo domingo ante el Real Valladolid, aunque valoró la relevancia que supone para las aspiraciones canarias el ganar todos los partidos que le restan en casa.

Paco Herrera: “Si seguimos siendo buenos en casa tenemos el 80% conseguido”
Foto: Laura Santana / VAVEL

Paco Herrera no quiere excusas. Pese a las bajas por lesión de Nauzet Alemán y la reciente de Ángel López con una microrrotura, el entrenador amarillo cree que su equipo no debe excusarse en las bajas: “Creo que somos una plantilla suficiente como para lamentar no tener a jugadores como Ángel o Nauzet”, declarando además sentirse “tranquilo” porque “el equipo está suficientemente preparado y tiene nivel para poder pelear el partido, disputarlo ante un gran equipo como el Valladolid y ganarlo”.

Pero no todo son malas noticias para el responsable técnico amarillo ya que Dani Castellano ya está recuperado de sus molestias en la cadera y está a disposición del entrenador. Además, espera que su dupla atacante formada por Sergio Araujo y Alfredo Ortuño pueda llegar sin problemas a la cita del domingo, ya que ambos continúan con pequeñas molestias pero, sobre todo en el caso del segundo, “son dolores que van remitiendo día a día”.

"Tanto Dani Castellano como Christian tienen las mismas opciones de jugar el domingo"

Junto a Dani Castellano, el principal candidato a volver a ocupar la banda izquierda por el lesionado Ángel es Christian Fernández, quien está firmando una temporada muy irregular y volvió a desaparecer de las listas tras la derrota en Albacete. No obstante, Herrera anunció que tanto el cántabro como Dani Castellano tienen las mismas posibilidades de ocupar el flanco izquierdo el domingo y que “no estar convocado solamente quiere decir que, si no va a ser titular, se puede llamar a Jesús que puede dar otras opciones”, comentó el técnico en relación a la situación en los últimos partidos de Christian.

No es el último tren

Analizando más profundamente el contexto en el que llegan ambos equipos, Paco Herrera no considera que sea el último tren para engancharse a la segunda plaza para ninguno de los dos contendientes. “Creo que todos tenemos la capacidad de poder enlazar cuatro o cinco partidos con victorias. Las posibilidades serían menores, pero hay que confiar que hasta ahora estamos siendo muy buenos en casa y lo que hay que arreglar es lo que hacemos fuera. Tenemos tres oportunidades y hay que pelear por ellas”, manifestó.

Referente a que cinco de los ocho partidos restantes son en Gran Canaria, el técnico amarillo afirma: “Si seguimos siendo buenos en casa y lo ganamos todo, tenemos el 80% conseguido, les hago ver ese valor a los jugadores”. Además, tuvo palabras también para lo apretado que está el calendario como argumento para mirar más allá del partido a partido: “No estamos hablando ni siquiera de dos meses, hay una semana por medio. Está todo tan cerca, tan apretado, que te permite hablar de esos ocho partidos y de esas posibilidades de esos cinco partidos más la suma de victorias fuera de casa”.

"El Valladolid sigue siendo uno de los favoritos"

Posteriormente tocó analizar más en profundidad al primer rival de esos ocho que restan, el Real Valladolid, equipo que para Herrera “sigue siendo uno de los favoritos”, destacando además a jugadores como Roger o Hernán Pérez. “Es un equipo que merece que lo respetemos y lo valoremos. Su manera de hacer es con fútbol, tratar de salir jugando desde atrás, poner jugadores a las espaldas de tu medio del campo para recibir y desde ahí jugar hacia arriba con dos extremos muy rápidos, todo con fútbol combinativo”, explicó antes de agregar: “Hay que tener mucho cuidado, tratando en los aspectos defensivos que nuestros laterales estén muy atentos, sus extremos son muy verticales”.

Todos los partidos son decisivos

No obstante y pese a la entidad del cuadro pucelano, el técnico amarillo no le da más importancia este encuentro que al resto, puesto que cree que “todos los partidos son decisivos”. “Cualquier equipo que tenga un traspiés va a pegar un bajón importante y no podrá volver a fallar”, afirmó mientras explicaba que la clave va a estar en la “confianza, que no afecten los partidos fuera de casa”. “Ninguno de nosotros ha dicho que esto iba a ser fácil, a pesar que hubo un momento que parecía que iba a ser así. Que el equipo esté ahora en una situación de riesgo ha sido porque nosotros lo hemos dilapidado”, sentenció Herrera.