García Piñero asegura que van a llegar "un buen delantero y un buen central"

El vicepresidente ejecutivo rojiblanco confiesa que se está peinando el mercado para reforzar la punta de ataque y la zaga, y especifica que el fin primero del equipo debe ser el de conseguir la permanencia.

García Piñero asegura que van a llegar "un buen delantero y un buen central"
García Piñero, en la sala del prensa del Mediterráneo este lunes. (FOTO: David García - VAVEL)

Aprovechando la presentación oficial de René Román, Alfonso García Piñero ha respondido a los temas de candente actualidad del club del que es vicepresidente ejecutivo. Uno de ellos, el refuerzo de una posición, la delantera, que hasta este mediodía contaba con Hicham como único integrante y que ha encontrado en Pablo Caballero a una incorporación que desde hace tiempo era objeto de deseo. Y es que antes de anunciar el fichaje del argentino, el vástago del máximo mandatario indálico anunciaba que iban a venir "dos buenos delanteros", aunque no se plantea plazos y sí aboga por estar "tranquilos" y confiar en que aquel que se sume al proyecto rojiblanco pueda hacer "una gran labor". Asimismo, subrayaba que se está trabajando en la incorporación del que se espera que sea "un buen central".

Respecto a Pervis Estupiñán, la otra alta anunciada este lunes, ha asegurado que, a pesar de que no lo conoce mucho puesto que no se sabe una persona entendida en asuntos técnicos, era una de las opciones a las que a la dirección deportiva y a la secretaría técnica "gustaba mucho", por lo que, apostilla, "se trata de un buen futbolista". 

Cambiando de tercio, el directivo unionista se refiere al potencial económico mayor del que gozan otros clubes con respecto a un Almería que este verano ha realizado el traspaso de hasta cuatro jugadores, ingresando por ellos una cantidad cercana a los tres millones de euros, si bien la Liga se encarga de redistribuir este montante y no todo ello puede ir destinado a nuevas incorporaciones. "A día de hoy, por múltiples factores, hay equipos en la categoría con un gran potencial, principalmente los descendidos. Todo se ha igualado mucho y no podemos pensar más allá de conseguir la permanencia; sería un error autopresionarnos creyendo que es un objetivo muy factible".