Primera parada: Anfield

El Sevilla visitará el mítico estadio de Anfield en su primer partido de la fase de grupos de la Champions League para medirse al Liverpool.

Primera parada: Anfield
Equipo del Liverpool en el partido ante el Hoffenheim, Foto: Getty Images

Mejor escenario imposible. El Sevilla comenzará su tercera andadura consecutiva en la máxima competición continental visitando el mítico estadio de Anfield Road, donde se tendrá que medir a un viejo conocido, el Liverpool, que vuelve a la Champions tres años después. Un Liverpool que seguro no tendrá un gran recuerdo del Sevilla FC, equipo que le arrebató la Europa League en 2016, en la final de Basilea. Con ese ambiente de venganza recorriendo en aire, el Sevilla intentará dar un golpe sobre la mesa venciendo a uno de los equipos con más posibilidades de dar una sorpresa en la competición, y que además, llega en un gran momento de forma. Este Liverpool no es ni mucho menos aquel equipo al que el Sevilla barrió en la segunda parte de Basilea, la mano de Klopp empieza a notarse, y el conjunto de Nervión tendrá que bordar el fútbol si quiere sacar algo positivo de su visita a la ciudad de los Beatles.

Cierto es que al pensar en el Liverpool, a cualquier sevillista se le escapa una sonrisa cómplice pensando en la final de Basilea, pero está vez, en partido no se disputará en tierras suizas, sino en Inglaterra, un país que hace que esa sonrisa cómplice se torne a un gesto rígido y serio. Inglaterra sigue siendo una isla sin conquistar para el Sevilla, un país que ha visitado en tres ocasiones en la Champions, y las tres se saldaron con una derrota. La primera en 2007, 3-0 ante el Arsenal, la segunda en 2015, 2-1 ante el Manchester City, y la tercera y más reciente, en marzo de este mismo año, 2-0 ante el Leicester.

Sobre el Liverpool poco podemos decir que no sepamos, es uno de los llamados grandes de Europa. Las vitrinas de Anfield cuentan, entre otros muchos títulos, con 5 Copas de Europa, 3 Copas de la Uefa y 3 Supercopas de Europa, pocos equipos en el continente pueden presumir de este palmarés. Cierto es, que a partir de 2010, tras la época dorada de Rafa Benítez, el equipo empezó una de las peores etapas que se recuerdan. Dejaron de ser importantes en la liga y estuvieron varias temporadas sin jugar la Champions. Un rumbo que cambió con la llegada, en 2015, de técnico alemán Jürgen Klopp, que después de conseguir dos títulos de liga con el Borussia Dortmund y una final de la Champions, tomó las riendas del club inglés para reconducirlo a la senda del triunfo.

Desde entonces, en tan solo dos temporadas, el alemán ha reconvertido la situación del club inglés, que ahora vuelve a pelear por la liga y que incluso se puede permitir el lujo de estar entre los candidatos a levantar el cetro europeo. Posiblemente, el Liverpool se encuentre en su mejor momento de forma desde la llegada de Klopp. En el Playoff previo a la fase de grupos, ya barrieron a una gran equipo como el Hoffenheim, al que marcaron 5 goles en Anfield. Este, es será sin duda el partido más difícil del conjunto hispalense en la fase de grupos, por lo que una victoria en un escenario de tanto renombre, podría ser un impulso emocional de gran magnitud, que podría hacer que el simple objetivo de pasar de octavos, la fase maldita para el Sevilla, se quedara corto.

Así es el Liverpool

-Simon Mignolet: Portero, posiblemente la portería sea la zona más vulnerable del conjunto inglés. Mignolet no es un portero de garantías. Desde que llegó en 2013, no ha conseguido convertirse en uno de los grandes porteros de Europa, motivo por el que se le fichó. Capaz de ofrecer lo mejor y lo peor en un mismo partido. Puede hacer una parada épica y una cantada estrepitosa en cuestión de minutos.

-Alexander Arnold: Lateral derecho, joven canterano subido del filial para cubrir la importante lesión de Clyne. No es fácil sustituir a un jugador tan importante para el Liverpool como Clyne, pero le joven inglés de tan solo 18 años lo está consiguiendo. Su gran eliminatoria ante el Hoffenheim lo puso en vista de todos, incluso marcó un gol en la ida. Es un lateral muy rápido y ofensivo, pero bastante flojo en defensa, y pierda la zona con facilidad. Cierto es cubre esas carencias con su peligro en ataque.

-Joel Matip: Central derecho, el camerunés llegó la pasada campaña y ya es un pilar básico del equipo. Central alto, 1'95, gran remate de cabeza. Rápido al corte, siempre atento, bien posicionado y nada lento para su envergadura. Tiene además un buen pase largo, y es hábil con el balón. Es un central muy completo, aunque irregular en ocasiones.

-Dejan Lovren: Central izquierdo, otro pilar del equipo, consolidado junto a Matip en el centro de la defensa. No tuvo un buen comienzo cuando llegó, pero poco a poco ha ganado confianza y ha mejorado su nivel. Muy bueno en el corte, fuerte físicamente, y muy peligroso de cabeza. Es bastante lento y no se desenvuelve bien en la salida de balón, tarea que deja a Matip.

-Alberto Moreno: Lateral izquierdo, poco tenemos que decir de él, todos los sevillistas lo conocen a la perfección. Canterano del Sevilla y campeón de la Europa League del 2014 en Turín, esa es su carta de presentación. Está en uno de sus mejores momentos de forma desde que llegó a Liverpool, Alberto es un jugador que destaca sobre todo por su rapidez y por su constante presencia en el área rival. Ha mejorado mucho el regate desde que está en Inglaterra, y sobre todo, su inteligencia en el juego.

-Emre Can: Medio centro, jugador muy físico y con gran presencia en el centro del campo. Se encuentra sin duda en su mejor momento desde que está en Liverpool, donde ha mejorado todas sus facetas. Jugador con una gran visión de juego, un pase largo fantástico, bueno en la conducción de balón y sobre todo en las recuperaciones, es difícil pasarle. Es un jugador muy fuerte, al que además, hay que añadirle su faceta goleadora, en la que se ha destapado este año.

-Jordan Henderson: Medio centro, es el gran cerebro del equipo, además del capitán. Es siempre el jugador que se ofrece para recibir el balón, tiene una visión de juego muy buena, y un gran pase, tanto largo como corto. Se encarga de mover al equipo, por lo que controlarlo será vital si el Sevilla quiere ganar la batalla del centro del campo.

-Georgino Wijnaldum: Medio centro, su presencia en el once está pendiente de la decisión de Klopp respecto a Coutinho. Aunque cierto es, que está resultado un jugador indispensable. Wijnaldum es un auténtico todo terreno, muy peligroso cuando está cerca del área rival. Tiene un disparo sensacional, además de potente. Ha mejorado mucho el regate y la velocidad. Tiene una gran definición y es un llegador magnífico.

-Mohamed Salah: Extremo derecho, llegó este verano procedente de la Roma y ya se ha ganado a toda la afición. Está teniendo un rendimiento espectacular, a penas parece que está sea su primera temporada. Salah es sobre todo un jugador muy rápido, con un gran regate y una conducción perfecta. Ha esto hay que sumar su gran definición y su olfato para el gol. Es un jugador muy peligroso.

-Sadio Mané: Extremo izquierdo, de momento está siendo el mejor jugador del Liverpool, sin duda. Está en un estado de forma espectacular, a la altura incluso de los mejores jugadores del continente. Mané es una jugador muy rápido, con un disparo fantástico, además de potente, con una gran visión de juego, gran asistente y sobre todo, un regate magnífico. En pocas facetas flaquea el senegalés, que será sin duda, el jugador más a tener en cuenta por parte del Sevilla.

-Roberto Firmino: Delantero centro, realmente no es su posición natural, es más bien un segundo delantero, pero Klopp lo utiliza como falso nueve, más que como delantero centro en sí. Firmino es un jugador muy completo, que se ha sabido adaptar a la perfección al sistema diseñado por Klopp. Es un jugador que no suele tener un papel protagonista en el juego del equipo, pero siempre está donde tiene que estar, cerca del gol. Tiene además un buen regate y una gran definición.

Falta saber si Klopp contará en el once con Coutinho, que después de protagonizar uno de los culebrones del verano con su traspaso frustrado al Barça, ha dejado de tener el favor del entrenador. También podrían tener minutos jugadores como Sturridge, Milner, el joven Solanke, uno de los jóvenes más prometedores de Inglaterra o el reciente fichaje Oxlade-Chamberlain, llegado del Arsenal. El Liverpool es un equipo que juega a un ritmo muy alto, con pases y transiciones muy rápidas. Muy peligrosos en las contras por la velocidad de Mané y Salah. Además, el Liverpool llega en un gran momento de forma. Controlar ese alto ritmo de juego, tener presencia en el campo y, no menos importante, saber mantener la calma en un estadio como Anfield, con más de 50.000 personas cantando el mítico You'll never walk alone, será la clave para que el equipo de Berizzo pueda conseguir una victoria en su primer partido de esta Champions, tres puntos que tendrían un valor de oro en la lucha por el primer puesto del grupo.