Victoria bajo el diluvio

El club hispalense consigue ganar la ida del playoffs de Champions con goles de Escudero y Ben Yedder. Sergio Rico sostuvo al Sevilla en la segunda mitad.

Victoria bajo el diluvio
Imagen vía SFC
Istanbul Basaksehir
1 2
Sevilla FC
Istanbul Basaksehir: Babacan; Caiçara, Epureanu, Attamah, Clichy; Tekdemir, Emre Belozoglu (Inler, 82′); Visca (Frei, 63′), Mossoró (Napoleoni, 81′), Elia; Adebayor
Sevilla FC: Sergio Rico; Mercado, Pareja, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Pizarro, Banega; Montoya (Nolito, 63′), Correa (Navas, 81′), Ben Yedder (Krohn-Dehli, 85′).
MARCADOR: 0-1 (16′): Sergio Escudero 1-1 (65′): Elia 1-2 (84′): Ben Yedder
ÁRBITRO: Clement Turpin (FRA). Amonestados el local Emre Belezoglu y a los visitantes Mercado y Pizarro.
INCIDENCIAS: Ida de los playoffs de la Champions League disputada entre el Istanbul Basaksehir y el Sevilla FC en el Istanbul Arena.

Diluviaba en Turquía al inicio del partido. El Sevilla salía con un once más que titular. El Istanbul con su once de gala. El centro del campo sevillista sería lo más destacado del encuentro. Banega ha demostrado desde el minuto uno el por qué de su vuelta a casa. Las ocasiones perdonadas en la primera parte y el bajón físico en la segunda propiciarían un marcador tan pobre. La entrada de Navas fue clave en el encuentro.

En el combinado turco, Visca sería el jugador clave. Éste y Adebayor fueron los jugadores más destacados del Istanbul pese a que el gol fue obra de Elia. En la segunda parte, el poderío físico del equipo local se sobrepuso a la calidad visitante.

Al compás que marca Banega

Comenzaba el Sevilla intentando dominar el encuentro. Pero se vio superado por un Basaksehir que ya en el minuto 2 disparó a puerta. Rico despejó el disparo de Elia. A partir de entonces el Sevilla dominaría hasta el minuto 16 sin oposición. Fue en este minuto cuando Escudero, a pase de un espectacular Banega, batiría al cancerbero turco. Un disparo raso al palo largo imparable para Babacan. Pero fue entonces cuando el combinado hispalense se relajó. Un tiro de Visca y una falta peligrosa a favor del Istanbul amenazaron la portería de Rico. El Basaksehir dominaba físicamente a un Sevilla bien posicionado.

A partir del minuto 30 la cosa cambió. Banega se activó y chutó tres veces a puerta en menos de cinco minutos. Varias jugadas del argentino que llegaron a campo rival pero no a puerta. Un disparo de Ben Yedder que estuvo a punto de desembocar en gol. Y una nueva dominación turca a partir del minuto 40. Dos llegadas sin peligro, una a las manos de Rico y otra cortada por Lenglet llevaron al fin de la primera mitad. Un Sevilla superior en calidad pero inferior en físico que perdonó demasiado.

Rico aguanta, Navas resucita

El guion de la segunda parte sería el mismo que el del final de la primera, pero con desventajas para los hispalenses. Parecía que el Sevilla volvería a dominar con un pronto disparo de Correa, pero no fue así. Los locales dominaron los primeros diez minutos con una falta peligrosa y un nuevo disparo de Visca. Un lanzamiento de falta de Pareja en el minuto 58 fue lo más destacado de los sevillistas. A partir de entonces empezaría la debacle rojiblanca. Dos disparos consecutivos de los turcos repelidos por sendas paradas de Rico. Pero a la tercera llegaría la vencida. Elia colaría el balón entre las piernas del guardameta hispalense para hacer el 1-1 en el minuto 64.

El Basaksehir bajaría el nivel a partir del gol y el Sevilla no desaprovechó esta oportunidad. Dos saques de esquina consecutivos en el minuto 74 que no llegaron a nada pero darían impulso a los de Berizzo. Un remate de N'Zonzi en el minuto 80 a las manos de Babacan sería el preludio del gol sevillista. La entrada de Navas en el minuto 82 daría alas al equipo. Y sería el canterano quien, en el minuto 84, asistiría a Ben Yedder para que este definiera de espuela. Un gol de clase del delantero francés, que se postula como titular en los planes de Berizzo. En el minuto 92 una nueva parada de Rico daría la victoria a los visitantes.

Pese a que el equipo se fue descomponiendo poco a poco, la calidad se impuso. La entrada de Navas y las paradas de Rico serían clave para la primera victoria oficial de la era Berizzo. Un centro del campo en el que Banega lleva la batuta resguardado por Pizarro y N'Zonzi puede dar muchas alegrías a la grada de Nervión. Habrá que esperar hasta la semana que viene para ver quién se lleva el gato al agua. Por ahora, los sevillistas parten con ventaja.