El Real Murcia sucumbe en su feudo ante el UCAM (1-2)

El conjunto pimentonero se vio muy condicionado por la expulsión de Santi Jara al cuarto de hora de partido. El UCAM se encontró cómodo en todo momento y aprovechó sus opciones en ataque para apuntalar a un rival que ya dejan a siete puntos.

El Real Murcia sucumbe en su feudo ante el UCAM (1-2)
El UCAM se mostró muy sólido a la hora de defender las jugadas del rival a balón parado | Foto: Vicente Vicens (La Verdad)
Real Murcia
1 2
UCAM Murcia
Real Murcia: Biel Ribas; Juanra, Pedro Orfila, Álex Ortiz, Forniés (Xiscu, min. 62); David Sánchez, Armando, Elady Zorrilla, Santi Jara; Víctor Curto (Salva Chamorro, min. 79) y Pedro Martín (Fran Carnicer, min. 72).
UCAM Murcia: Germán Parreño; Carlos Moreno, Dani Pérez, Fran Pérez, Góngora; Vivi, Jony Ñíguez, Chevi, Isi Ros (Arturo, min. 83); Víctor García (Marc Fernández, min. 63) y Quiles (Eneko Eizmendí, min. 78).
MARCADOR: 0-1, min 8, Quiles. 0-2, min 64, Quiles. 1-2, min 90, Elady.
ÁRBITRO: Escudero Martín (Comité castellano-manchego). Amonestó a los locales David Sánchez, Armando y Xiscu y al visitante Fran Pérez. Expulsó con roja directa a Santi Jara en el minuto 15, tras una entrada sobre Góngora. Además, expulsó por doble amarilla a Biel Ribas por reiteradas protestas al colegiado en el túnel de vestuarios al término del partido.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la quinta jornada del Campeonato Nacional de Liga en el Grupo IV de Segunda B, disputado en el Estadio Nueva Condomina ante 11.364 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Fernando Karanka (padre de David Karanka, segundo entrenador grana), fallecido el pasado miércoles.

El Real Murcia y el UCAM llegaban a esta jornada con un doble aliciente. El primero, enfrentarse contra un rival directo al que había que derrotar para ir tomando posiciones en la tabla clasificatoria. Pero, sobre todo, el partido de esta noche tenía ese picante típico de un derby capitalino que, a pesar de su corta historia, no deja de tener gran atractivo para los aficionados de ambos equipos. Los universitarios terminaron llevándose el gato al agua tras una contienda en la que el oficio del cuadro visitante, unido al desacierto del colegiado, no dejaron apenas opciones al Real Murcia.

Y eso que los pimentoneros comenzaron frenéticos el choque, con la clara intención de adelantarse cuanto antes en el marcador para sembrar las prisas en el rival. Elady Zorrilla estuvo a punto de lograr el primero a los cinco minutos de juego tras un gran pase de Santi Jara, pero el extremo jienense no logró controlar con precisión el balón aun habiendo superado a Germán. El UCAM respondió con rapidez y contundencia, ya que dos minutos después, Quiles batía a Biel Ribas con un gran disparo cruzado y ajustado al poste derecho. El panorama que se presentaba con el 0-1 tempranero se tornó todavía mejor para los de Planagumà cuando Santi Jara fue expulsado con roja directa tras una patada en la cabeza a Góngora. La decisión del colegiado fue muy protestada por la plantilla y la afición grana, que consideraban involuntaria la acción del ex del Racing de Santander.

Este lance tuvo lugar cuando solo se llevaban 15 minutos disputados y condicionó totalmente un partido que se volvió bronco y en el que los murcianistas se sintieron gravemente perjudicados por muchas de las estimaciones arbitrales. El hecho de tener que reestructurar el equipo en inferioridad numérica destrozó los planes a Manolo Sanlúcar, quien tuvo serios problemas para gestionar la situación en los minutos posteriores a la expulsión de Jara. El UCAM aprovechó su ventaja para desplegar con comodidad su juego, con un incansable y habilidoso Isi Ros a la cabeza, que fue un auténtico dolor de muelas para Juanra, al que le tocó bailar hoy con la más fea. La alianza con Chevi les convirtió en puñales por las bandas que conectaban a la perfección con Quiles, que esperaba agazapado su oportunidad para ampliar la diferencia.

Mientras tanto, el Real Murcia lo intentaba con más corazón que cabeza, pero las constantes pérdidas en el centro del campo y el poco partido que se sacaba de las acciones a balón parado reducía al mínimo las opciones de empatar. Dignos de destacar fueron el pundonor y el esfuerzo que puso el cuadro pimentonero en esa empresa, pero solo Elady parecía realmente capaz de penetrar en la muralla construida por Planagumà. Al filo del descanso, Álex Ortiz conseguía traspasarla introduciendo el balón en el fondo de la red tras una falta botada por David Sánchez. No obstante, el gol fue invalidado por claro fuera de juego del central.

Llega la sentencia

En la segunda parte, la tónica fue similar a la de los primeros 45 minutos. Los hombres de Manolo Sanlúcar intentaron transmitir la sensación de que se podía igualar el marcador. Pedro Martín y Elady tuvieron sendas opciones al poco de reanudarse el choque, pero ninguno de los dos estuvo acertado en sus respectivos remates. Aunque los universitarios tuvieron algunos momentos de confusión, no tardaron en recomponerse y volver a estructurar sus líneas de tal forma que anularon al Murcia en ataque. Además, el UCAM supo jugar sus bazas a la perfección, pues supo dormir el partido en aquellos momentos en que los locales parecían despertar de su letargo. Su presencia en el área rival no fue apabullante, pero sabían golpear fuerte en cuanto existía la más mínima oportunidad. Así lo hizo nuevamente Quiles, que culminaba un buen contragolpe con un derechazo desde la frontal que colocaba el balón en la misma escuadra de Biel Ribas. El 0-2 terminó por enterrar las esperanzas de los pimentoneros, que pudieron recibir un castigo más severo si Isi Ros hubiera acertado en su remate a puerta vacía tan solo dos minutos después.

A pesar de las continuas adversidades, los de Sanlúcar siguieron intentándolo con lo que tenían a su alcance. Víctor Curto batalló en la zona ofensiva e hizo méritos para encontrar premio, pero la caída a banda de Pedro Martín le dejó muy solo en la punta de lanza, en la que los centrales visitantes no le dejaron ni respirar. Con el partido controlado, el UCAM se dedicó a dominar la posesión del balón y a esperar que corriera el tiempo sin mayores complicaciones, mientras que el Real Murcia ya empezaba a pensar en su compromiso copero de esta semana. Cuando todo parecía estar visto para sentencia, Juanra tiraba un buen pase al hueco para que Elady batiera a Germán y acortara diferencias en el marcador. El 1-2 llegó en el minuto 90 y apenas incidió en los instantes finales del partido, aunque el gol puede tener relevancia de cara al goalaverage particular a final de temporada.

Puntuaciones VAVEL

Isi Ros

3 puntos

Quiles

2 puntos

Elady

1 punto