En busca de la tercera victoria consecutiva

El Cornellà recibe al Ebro en el Nou Municipal con la intención de sumar el tercer triunfo de la temporada.

En busca de la tercera victoria consecutiva
Gómez en el choque ante el Hércules. Foto: Oscar Yeste

Una nueva jornada de liga llega al Nou Municipal. El Cornellà buscará volver a sumar tres puntos tras dos encuentros logrando retenerlos. Enfrente, un Ebro que está situado en la zona baja de la clasificación con cuatro puntos en el casillero.

En manos de Enric

Los hombres de Jordi Roger tienen un claro valuarte ofensivo en sus filas, Enric Gallego. El capitán del conjunto verde es el autor de los tres tantos que ha anotado el Cornellà en los cuatro partidos de liga. Tres goles que le han servido a los del Baix Llobregat para sumar seis puntos en su casillero. Una cosa queda clara, el gol en este Cornellà tiene nombre y apellido, Enric Gallego.

En el ámbito defensivo, los pupilos de Roger solo han recibido dos goles en cuatro encuentros. Craviotto está siendo un seguro bajo palos bien respaldado por una defensa de garantías en la que está sobresaliendo el joven Édgar. En el once, la duda estará en saber si el técnico continúa optando por Marc Caballé por detrás de Enric, o por si Sascha vuelve a la titularidad para acompañar al goleador en la delantera.

Repetir victoria en tierras catalanas

La última salida del Ebro en liga se saldó con un triunfo en territorio catalán, concretamente ante el Llagostera. Ese será el objetivo del equipo aragonés en el compromiso de mañana sábado en Cornellà. Repetir victoria en la comunidad catalana. Para ello, el Ebro deberá plantear un partido similar al de Llagostera debido a las similitudes entre ambos campos. Un terreno de juego pequeño donde las jugadas a balón parado y el fútbol directo ganan protagonismo.

El técnico, Emilio Larraz ha elogiado al Cornellà en rueda de prensa tachándolo de "equipo asentado en la categoría, que juega bien sus fuertes en casa y que te exige mucho". Además, el entrenador del Ebro ha destacado la dificultad que supone jugar en Cornellà.