El Fabril saca petróleo del Cerro

El filial deportivista se hizo con tres disputados puntos en un gris partido del Rayo Majadahonda.

El Fabril saca petróleo del Cerro
Rayo Majadahonda
0 1
Deportivo Fabril
Rayo Majadahonda: Basilio; Rubén, Jorge, Andújar, Juan Cruz; Dani Pichín, Vicente, Dani Martínez, Carlitos, Coto; Jeisson.
Deportivo Fabril: Francis, Blas, Quique, One, Caballo, Edu Expósito, Óscar Pinchi, Queijeiro, Uxio, Bicho y Galán.
MARCADOR: 0-1, min. 10, Andújar (P.P.)

Buscando tierra, se encontró petróleo. Eso fue lo que le sucedió en la matinal del domingo al Deportivo Fabril en su visita al Majadahonda. En un encuentro cerrado, dominado por las impresiciones, con una continua guerra de guerrillas en la medular y que se decidió gracias a un autogol de Andújar nada más arrancar el choque.

El Fabril viajaba hasta Madrid sin grandes miras, con el objetivo de seguir puntuando y, con más sudor que fútbol, sacaron un botín de campeonato ante un desacertado Majadahonda que se desquició a atacar a base de diagonales de nulo acierto.

Desde el primer momento, a contracorriente

El encuentro dio comienzo dando ya buenas muestras de que no iba a ser la mañana del Rayo. No habían pasado ni diez minutos cuando un centro lateral del Depor lo despejaba Andújar hacia sus propias redes. Una acción muy desafortunada ante la que Basilio no pudo hacer nada.

Si algo sabe este 'Super Fabril' es enfriar partidos, llevarlos a su terreno. Y tan solo tuvo que hacer eso tras el 0-1. Tienen las ideas muy claras, salen por completo del prototipo de filial con una defensa muy bien organizada con One comandando y con una puesta en escena firme y sin apenas fisuras.

El Majadahonda, de menos a más en una primera mitad con dominio pero sin mordiente arriba

El Majadahonda, con el paso de los minutos, fue acelerando en su fútbol, partiendo siempre de banda a banda con el cambio de orientación como principal argumento ofensivo. Buscaban una y otra vez las aperturas a banda, las espaldas de los laterales, con Vicente y Dani Martínez distribuyendo por el medio con bastante criterio. Pero no parecía el día ofensivamente hablando: un Pichín que fue apareciendo a cuentagotas, un Carles Coto desafortunado y un Jeisson que cuando el equipo orquestaba no apareció y que cuando lo hizo, sus compañeros ya no iban en mismo sentido.

La más clara para empatar, en un primer acto que terminó siendo dominado por completo por los locales, llegó a la media hora de juego. Una pérdida en la frontal de Edu Expósito que Vicente, con una delicada vaselina, a punto estuvo de convertir con un Francis a media salida.

Un quiero y no puedo

Poco más que destacar en un primer tiempo en el que, con muy poco, el filial deportivista se iba por delante. Hasta el 56' de juego nos tuvimos que ir para presenciar la siguiente ocasión clara de gol, con un Francis que solventó como pudo un peligroso mano a mano con Pichín. Poco después sería Andújar quien tuvo el empate con un testarazo a centro del propio Pichín. Por cierto, destacable el guardameta deportivista de tan solo 18 años, que se mostró muy seguro en todos los balones aéreos que le arreciaron gracias a su imponente físico (196 centímetros bajo palos).

El minutero siguió devorando minutos para los intereses del Rayo, que veía que no era capaz de dañar a la sólida defensa del Fabril. Iriondo buscó cambiar el previsible ataque que formaba su delantera dando entrada al Mago Berodia y a De Frutos, pero nada cambió: una cascada incesante de diagonales imprecisas y centros laterales que poco daño hacían. La grada se desesperaba ante la falta de creatividad y profundidad de los suyos, y la verdad es que tampoco era para menos.

Mientras, el filial gallego seguía a lo suyo, sobreviviendo en partido con una practicidad impropia y con Borja Galán incomodando cuando había ocasión en campo contrario. El ex canterano rojiblanco volvía a la que fue su casa y se le vio con un punto de motivación extra cada vez que entraba en contacto con el cuero.

El Rayo acabó desquiciado por su propia falta de acierto y con 9

Cuando veinte minutos para la remontada, esta se alejaba al quedarse con uno menos por la expulsión de Vicente Romero. Esto no ayudó, pero tampoco incomodó, el guión siguió siendo el mismo sin notar la inferioridad. Pero el mismo fue en absolutamente todos los sentidos: mucho toque, poco fútbol y menos ocasiones.

Ya solo percutía Jeisson, que se conectó al partido cuando ya no había tiempo ni forma. Para más inri, acabó siendo expulsado por una entrada sobre Blas que el árbitro interpretó como 'violenta', pero que un servidor pudo presenciar a apenas un metro que ni contacto hubo.

Así se cerró un gris partido de fútbol en el Cerro del Espino, con los locales desquiciados y con los visitantes dando las gracias por un regalo en forma de tres puntos que se encontraron en su visita a la capital.

Puntuaciones VAVEL

-

3

Borja Galán

2

Francis

1