Horas bajas en Guijuelo

El conjunto chacinero no pasa por su mejor momento y en cuatro jornadas tan sólo han sumado un punto. Este bache recuerda al Guijuelo de la pasada temporada dónde los chacineros estuvieron semanas en los puestos de descenso.

Horas bajas en Guijuelo
Foto: CD Guijuelo

El Club Deportivo Guijuelo ha arrancado la competición liguera con el pie izquierdo y es que los chacineros tan sólo suman un punto de los doce jugados. Algo que no sucedió en la pasada temporada, en la cual el Guijuelo sumaba cinco puntos en el mismo número de partidos. Una campaña que fue para olvidar tanto por el club como por la afición chacinera. Porque de poco sirvió llegar a jugar en Copa de Rey contra un equipo europeo si las cosas en Liga no salen bien. Un Guijuelo que fue de más a menos según pasaban las jornadas, que sufrió un cambió en el banquillo, ya que el anterior entrenador, Mateo García, solo había conseguido tres victorias, cinco empates, y seis derrotas. Pero la llegada de Jordi Fabregat, no trajo la tranquilidad al Municipal de Guijuelo. Y los chacineros seguían sumando derrotas aunque mejoró en muchos aspectos del juego, y se vio como las cosas se estaban haciendo mejor. Si es verdad que era un Guijuelo muy parecido al de esta temporada, capaz de encadenar jugadas con algunos errores en el centro del campo que se pagaban a un precio muy alto como es el de una derrota, y sin poder terminar esos pases en un gol.

El Guijuelo está viviendo una situación muy parecida a la del pasado curso, a pesar de ser un conjunto del que se esperaba mucho más desde el arranque de la pretemporada. Y es que los chacineros tienen a su afición acostumbrada a la tranquilidad que dan los puestos de arriba, incluso a disfrutar de un play-off de ascenso. Pero mucho tiene que cambiar este equipo para que vuelvan a pelear por esos puestos. Un equipo que está cometiendo los mismos errores que la pasada campaña, a pesar de que muchos jugadores son recién llegados ¿Se volverán a salvar ganando ocho partidos seguidos? Los chacineros no pueden esperar al milagro, ya que la competición es cada vez más exigente.  Si algo hay en firme es que los más veteranos deben volver a tirar del carro. Jonathan Martín, Antonio Ayala, Raúl Ruiz, Julián Luque, Antonio Pino y Kike Royo, además de Pepe Carmona y Manu Dimas, que ya saben lo que es estar semana tras semana en puestos de descenso deben de tirar del barco, y llevar al Guijuelo a los puestos de arriba, para los que está diseñado el equipo. 

Un Guijuelo con mucha falta de gol a pesar de contar con más jugadores de ataque en comparación con el año pasado; y es que en los cuatro partidos solo ha anotado un gol, pero no solo tiene que mejorar en ataque sino en defensa porque los chacineros han encajado cinco tantos a pesar de tener las manos salvadoras de Kike Royo bajo los palos. Un arranque de temporada que recuerda mucho al curso pasado, pero aún se está a tiempo para comenzar de nuevo y hacer las cosas bien, y convertir el Municipal en el fortín de Guijuelo.