Figura del rival: Isco, la magia personificada

Isco comandará al Real Madrid, que sin Cristiano, Benzema ni Marcelo, entre otros, llega a Anoeta sin margen de error tras dos pinchazos consecutivos en casa. Anoeta dictará sentencia en un partido que Isco puede cambiar mucho.

Figura del rival: Isco, la magia personificada
Isco golpea el esférico en el partido inaugural de Riazor. Foto: La Liga

El Real Madrid llega a San Sebastián con la necesidad de ganar para avanzar puestos en la clasificación, enmendar los dos pinchazos ante Valencia y Levante, pero sobre todo para intentar recortar puntos con la cabeza, es decir, el Barcelona y su rival del domingo, la Real Sociedad. Llega con muchas bajas por sanción y lesión y con la duda de Asensio, por lo que Isco debe dar un paso adelante.

El heredero de Iniesta, en el Madrid

Andrés Iniesta ha sido el mago del balón del fútbol español en la última década. Sin embargo, su momento de decir adiós parece acercarse, y un heredero al trono del de Fuentealbilla parece haber sido nombrado ya. Francisco Alarcón 'Isco' es el nuevo mago español. Su calidad, visión de juego, toque de balón, disparo e inteligencia en el campo lo coronan. Ha demostrado ser apto para el cargo en los puestos de mediapunta e interior, los mismos en los que Iniesta deslumbró, y también tirado a la banda izquierda, donde el de Albacete también jugó en alguna ocasión.

Isco protege el balón ante el APOEL. Foto: LFP
Isco protege el balón ante el APOEL. Foto: La Liga

Es un '10' versátil. Sus características futbolísticas le colocan jugando detrás del punta, pero la competencia en Madrid ha hecho que el malagueño progrese como jugador adaptándose a otras posiciones. Su bajo centro de gravedad hace que gire sobre sí mismo y regatee sin problema, destrozando caderas de defensas

Es él quien dirige el juego madridista en estos momentos, y es él quien da el último pase para que Asensio o Cristiano marquen a su antojo. Pese a ser un asistente nato, posee un gran disparo que le ha permitido marcar muchos goles. Ha versionado el famoso 'tiki-taka' que elevó al olimpo al Barcelona de Guardiola, en un Real Madrid que carecía de estilo de juego sin él en el campo. Un crack que tendrán que vigilar muy de cerca los Illarra, Aritz, Odriozola y compañía, si no quieren llevarse un disgusto.

De descarte a indiscutible

Tras su llegada en el verano de 2013 como estrella procedente del Málaga y previo pago de 30 millones, Isco Alarcón ha vivido diferentes etapas en el club blanco, con momentos malos en los que se ha rumoreado y mucho sobre su salida del club más laureado de España. Sin embargo, aún estando en el banquillo junto a James mucho tiempo, supo aprovechar sus oportunidades, y demostró el enorme potencial que tenía a Zidane, convirtiéndose en poco tiempo, en titular para el entrenador galo.

Isco regatea a Guilherme. Foto: LFP
Isco regatea a Guilherme. Foto: La Liga

La decadencia de Bale y el cambio de Cristiano a delantero centro le beneficiaron, hasta el punto de que se convirtió en uno de los mejores jugadores del once, y uno de los más queridos y reclamados por la afición merengue. Fue uno de los principales artífices de la mejora en el juego del Madrid, y de la consecución de los títulos de liga y Champions. Desde que llegó en verano de 2013, Isco ha marcado 34 goles y ha dado 46 asistencias con la elástica blanca, en todas las competiciones. Eso significa que promedia más de 8 goles y 11 asistencias por temporada.