Un comienzo accidentado

El comienzo de la pretemporada ha supuesto numerosas lesiones entre los jugadores del club donostiarra

Un comienzo accidentado
Plantilla de la Real entrenando en Zubieta. Foto: Giovanni Batista (VAVEL)

El comienzo de curso parece no haber sido el más acertado para el club txuri-urdin ya que, tras el partido de la pasada semana contra el Club Deportivo Elgoibar, ha recogido numerosas lesiones y bajas de algunos de los jugadores de la plantilla. 

Entre estos jugadores, hablamos de Zurutuza, y Canales, que se suman a otros que ya estaban tocados como Agirretxe, Carlos Martínez y William José. Por si fuera poco, en el entrenamiento de hoy tanto Bautista como Gaztañaga han tenido que abandonar la sesión matutina aquejados de diferentes molestias.

Por su parte, Zurutuza ha estado trabajando durante estas últimas sesiones de entrenamiento para mejorar la fuerza muscular tras la lesión sufrida por la contusión en el vasto interno del cuádriceps de su pierna izquierda.  Junto a él, vimos trabajar a Canales quién se recupera satisfactoriamente de su torcedura de tobillo después de haber jugado la pasada semana contra el CD Elgoibar.

Agirretxe es otro de los jugadores que se encuentran fuera de disponibilidad para el cuerpo técnico debido a la rotura de fibras, por ello, lo hemos podido ver entrenando con Gerardo Izaguirre quien le ha hecho trotar para recuperar el tono muscular perdido.  De igual modo, ha trabajado William José aparte de la plantilla en Zubieta.

Finalmente, podemos hablar de Gaztañaga, quien no ha jugado con el primer equipo, por dos causas principales, la lesión sufrida, pero, aparte, por su cercana salida del equipo hacia Albacete, la cual no se ha hecho efectiva.  En Zubieta no confían mucho en su renovación dentro de los vestuarios blanquiazules.  Aparte, Carlos Martínez, quien sigue sin estar al cien por cien de su capacidad física debido a la lesión que arrastra desde hace ya bastante tiempo. 

Veremos si a los de San Sebastián no se les hace más cuesta arriba el inicio de temporada y consiguen no cosechar más bajas por lesiones.