Contracrónica: comienza el camino a Kiev

El Real Madrid sumó ayer los tres primero puntos de la fase de clasificación de la Champions League en el Santiago Bernabéu ante el Apoel. Los blancos se impusieron por tres goles a cero ante el conjunto chipriota.

Contracrónica: comienza el camino a Kiev
Contracrónica: Comienza el camino a Kiev | Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

Vuelve la máxima competición europea, vuelve el campeón. El Bernabéu se vestía con su mejores galas. Los banderines blancos volvían a los córneres con la imagen del trofeo y el número doce complementándolo. El himno de la Champions sonaba y dibujaba tímidas sonrisas en las caras de los aficionados recordando batallas anteriores. 

En el día de ayer los merengues comenzaban una nueva etapa en la Liga de Campeones con el recuerdo de la última edición donde se alzaron con el trofeo por duodécima vez. Otro de los momentos claves fue la aparición de Cristiano Ronaldo en el once titular, tras estar casi un mes sin jugar competición oficial con el Real Madrid, debido a la sanción impuesta por el Juez de Competición en el duelo de ida de la Supercopa de España ante el FC Barcelona en el Camp Nou.

El equipo de Zinedine Zidane contaba con las bajas importantes de Benzema, por lesión, y Marco Asensio, por molestias.

El Real Madrid suscitó algunas dudas en la primera parte, ya que tenían un dominio total del balón pero no conseguían pasar del uno a cero, anotado por Cristiano, antes de llegar al descanso. La afición se olía lo peor debido a lo ya sucedido en Liga ante el Valencia y el Levante (ambos partidos finalizaron en empate). Los chipriotas se encerraron en el área, y apenas le dieron trabajo a Keylor Navas. Sin embargo, los blancos no encontraban el hueco ni poseían la efectividad para meter las ocasiones que tuvieron. A esto se la sumaba la lesión de Kovacic en el minuto 19, que tuvo que abandonar el terreno de juego con gesto lloroso.

La segunda parte se vio a un equipo diferente, con más velocidad. El equipo de Concha Espina despertó y se mostró un poco más agresivo con el esférico. El Apoel se mantenía en su línea, sin salir de su campo. El 2-0 fue obra de Cristiano desde la pena máxima y, para cerrar el marcador, Sergio Ramos marcó de chilena tras un cabezazo de Gareth Bale. El técnico francés quiso dar minutos, llegando casi al final del partido, a Dani Ceballos y Borja Mayoral. El delantero de Parla se mostró muy activo e incluso marcó un gol a pase de Cristiano Ronaldo que fue anulado por fuera de juego del jugador portugués.

En definitiva, los pupilos de Zizou han empezado la competición goleando ante el equipo más 'light' de su grupo, situándose como líder en la clasificación.

Cristiano, lo que necesita el Real Madrid

Se le esperaba con ansia y no defraudó. El jugador portugués puso esa marcha más que le faltaba al Real Madrid. Pudimos ver a un Cristiano eufórico, siempre con ganas de más. 

El de Madeira ajustó el gatillo y disparó en forma de goles. Pero no satisfecho, buscó el 'hat-trick' en cada jugada, incluso terminó yendo a por el balón como si de una remontada se tratase.

El equipo blanco cuenta los días para que Cristiano vuelva a las alineaciones del técnico galo definitivamente y transmita al equipo su ambición por dejarse la piel en cada partido.