"La recepción que me han dado los jugadores ha sido excelente"

Rodri afronta su primer partido como entrenador del Nàstic con motivación pero a sabiendas de la presión que tienen encima los jugadores. Una derrota ante el Albacete dejaría al equipo hundido en el farolillo rojo y encendería todas las alarmas en Tarragona.

"La recepción que me han dado los jugadores ha sido excelente"
Foto | GimnàsticDeTarragona.cat

Otra semana movida en las oficinas de Tarragona. El deficiente inicio de campaña del club acabó provocando la destitución de Lluís Carreras tras solo cuatro partidos de liga y un único punto conseguido. 

Rodri, el ya ex entrenador del filial, tomó las riendas del equipo, quién sabe si de forma definitiva. Rodri afronta esta oportunidad con ganas e ilusión. "Estaba muy contento con mi posición del club, entrenando al filial. Con las circunstancias que han rodeado al club, han visto que en este momento era el indicado para hacerme cargo del equipo y me encuentro muy motivado." Rodri se ha encontrado arropado desde el primer momento por parte de todos los estamentos del club, pero sobre todo agradece a los jugadores "la buena recepción que han tenido, su comportamiento está siendo excelente."

El nuevo entrenador grana también ha destacado que el hecho de que en la plantilla haya muchos jugadores con experiencia, facilitat que el equipo se recupere mejor anímicamente, teniendo en cuenta que la situación deportiva es complicada. 

Todavía no está confirmado que Rodri se quede como entrenador de forma permanente, de hecho han salido diferentes nombres como el de Raúl Agné o Abelardo para el puesto. Rodri no quiere ni pensar en esto: "estaría equivocándome si tuviese la cabeza en estos temas. El presidente me vio con la capacitad para tomar el relevo y solo quiero pensar en conseguir resultados positivos para el Nàstic."

Preguntado por qué puede aportar en la ofensiva tarraconense, el técnico lo tiene claro: "lo que quiero es que todos tengan un pensamiento único en ataque, donde todos vean que dentro de un contexto global, seamos capaces de explotar al máximo sus capacidades. Poner un sistema al servicio de las cualidades de los jugadores y no al revés."

El míster también analizó el encuentro de mañana ante el Albacete. Sin duda, un partido entre dos necesitados, los dos últimos clasificados, con un solo punto. "Lo más importante, más allá de jugar bien cuando el partido esté de cara, es conseguir sobrevivir en momentos complicados, esto nos hará ser un equipo más serio."