La opinión: "Rectificar es de sabios"

"La relación existente entre la propiedad, director deportivo y entrenador no invitan al optimismo, y corren el riesgo de quemarse"

La opinión: "Rectificar es de sabios"
Foto: Málaga C.F

Un equipo de fútbol, como toda empresa, debe tener sus objetivos tanto a nivel económico como de posicionamiento dentro de su sector, haciendo referencia esto último a la posición clasificatoria en la que el club finaliza cada temporada. Para lograr estos resultados, tanto las "estrategias" que se lleven a cabo como el factor humano aplicable son claves para lograr la mayor eficiencia posible. Sin embargo parece que nuestro Málaga C.F esto no lo tiene claro, al menos es la sensación que observo. 

En lo referente al aspecto deportivo, la planificación deportiva ha sido incompleta, basta con hacerse la siguiente pregunta si vemos la plantilla actual: quien es el jugador con el rol claro de organizador del juego, el que oxigena el balón, el que decide que ritmo imponer en función de la situación de cada partido ? La respuesta parece clara: nadie. Así mismo, quien es el jugador líder en el campo, el que se hace respetar ante el estamento arbitral, el que sabe en que momento del partido protestar, animar, ajustar las líneas del equipo? La respuesta, igualmente, igual a la anteriormente indicada: nadie. Esto se trata de dos aspectos básicos en un equipo de fútbol para poder creer en un estilo de juego implantado por el entrenador, pero la falta de un medio organizador y un líder en el campo implica que luchar contra las adversidades existentes durante la temporada sea muy complejo; éstas figuras son aspectos básicos que debe tener una plantilla de jugadores desde la pretemporada para confeccionar el equipo y prepararlo, y da la sensación de que desafortunadamente ha quedado en el olvido dentro de la planificación.

No existe posibilidad de acudir al mercado de fichajes hasta el mercado invernal (con la dificultad que implica encontrar buenos jugadores a mitad de temporada), por lo que Míchel y todos los demás componentes del cuerpo técnico deberán tener plena confianza en los jugadores que conforman actualmente la plantilla, aunque igualmente se observe que falte la madurez en dos o tres jugadores en un terreno de juego para hacer frente a las adversidades, recordemos que han causado baja para esta temporada Duda, Kameni, Welligton, Camacho.....jugadores con una madurez incuestionable en el posicionamiento del equipo. Cabe recordar que si bien es adecuado realizar fichajes de jugadores jóvenes y con buena proyección para una futura venta (es lo que se ha observado hasta la actualidad), se nos olvida esa madurez necesaria que es necesario en el terreno de juego, sino Míchel porque solicitó a Javi García? Al final no se le concedió...

Por otra parte, en lo referente a la comunicación, la relación existente entre la propiedad, director deportivo y entrenador no invitan al optimismo, cuando se reconoce por el propio director deportivo que "la relación con la propiedad es como un matrimonio, tiene sus altibajos"....o cuando el entrenador indica que "no habla con el Jeque hace mucho tiempo", o finalmente cuando la propiedad indica opiniones por Twitter en vez de establecer cuantas reuniones sean necesarias "en casa", de forma privada. La confidencialidad y presencia física debe ser las pautas a seguir para lograr una comunicación acorde en un club deportivo, así se debe actuar y trabajar en la misma sintonia. Que la propiedad decida que jugador debe venir haciendo que el director deportivo trabaje sobre otras opciones cuya posibilidad de éxito sea mínimo no parece la mejor decisión posible. Es momento de reforzar con trabajo este tridente  y que verdaderamente se abogue por establecer reuniones y comunicación fluida y que Twitter no parezca un "patio de colegio" en el que todo el mundo sabe de todo y opina.

En lo referente al aspecto económico, la decisión de no invertir en jugadores cuyo técnico considera imprescindible para el equipo implica que el equipo esté desequilibrado, no pueda jugarse con el sistema táctico deseable y que como esto no funcione y se encadenen derrotas.... se cree un ambiente hostil y que se desemboque en un descenso de categoría. En este caso, los ingresos de TV quedarían reducidos drásticamente con lo que supone esto para el club, al igual que otros ingresos que no tendrían la misma repercusión en Primera División que en la categoria de plata del fútbol español. Entiendo que llevar a cabo una inversión de jugadores adecuados en pretemporada era la mejor opción. Esto se debió hacer en tiempo y forma. Acaso no es mejor acometer una inversión de jugadores más elevada que la que realmente se ha producido para obtener las garantías de permanecer en la categoria? Aunque inicialmente es un mayor gastos en las cuentas del club,  al permanecer en la máxima categoría implica un aumento de ingresos en TV, taquilla, publicidad, etc.... que compensa elr gasto realizado, se trata de una inversión dentro del club. Se debe equilibrar la parcela económica pero también la deportiva.

Todo lo indicado anteriormente hace que el club este en riesgo de "quemarse", esto es, estar durante la temporada en posiciones bajas en la clasificación y poder descender a Segunda División, así que todos los estamentos del club en cada parcela ponen soluciones o esto "se va de las manos", hagamos "piña" para ir todos hacia una misma dirección.

Hemos recibido la noticia de que en estas dos próximas jornadas ligueras , a nivel deportivo, Míchel convoca a 22 jugadores (incluso lesionados) para afrontar estos importantes partidos. Esta decisión lo considero acertada, los jugadores estarán más unidos, solo queda que la propiedad reflexione sobre todo lo que ha acontecido desde Julio a todos los niveles y empiece a tomar decisiones de forma positiva..."rectificar es de sabios".