Bardhi pone las justas tablas

Logró el macedonio salvar un empate en el derby valenciano, justo resultado raíz de un partido sin dominador claro y donde hubo pocas, pero claras, ocasiones.

Bardhi pone las justas tablas
Ivi y Montoya disputando el balón | Fuente: LaLiga
Levante UD
1 1
Valencia CF
Levante UD: Raúl, Pedro López, Chema, Postigo, Toño, Lerma (Róber Pier, min. 46), Bardhi, Campaña (Doukouré, min. 80), Jason, Ivi y Alegría (Samuel, min. 58).
Valencia CF: Neto, Montoya, Garay, Murillo, Gayà, Kondogbia, Parejo, Carlos Soler, Andreas (Guedes, min. 60) Santi Mina (Zaza, min. 72) y Rodrigo.
MARCADOR: 0-1, min. 31, Rodrigo Moreno. 1-1, min. 41, Enis Bardhi
ÁRBITRO: Del Cerro Grande, del comité madrileño. Amonestó a Postigo (min. 3), Parejo (min. 15) y Enis Bardhi (min. 37).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 4ª jornada de la Liga Santander, disputado entre Levante UD y Valencia CF ante 23.000 espectadores en el estadio Ciutat de Valencia.

Acabaron repartiéndose los puntos el Levante UD y el Valencia CF en el retorno del derbi de la capital del Turia al calendario de la élite del fútbol español. En un partido disputado, donde ambos equipos se respetaron muchísimo y donde hubo un ambiente francamente bueno, ambos equipos dispusieron de pocas ocasiones, aunque la mayoría de ellas fueron muy claras. Un gol de Rodrigo puso por delante al Valencia, que pudo doblar su ventaja pero se topó con Raúl. Enis Bardhi, unos breves instantes antes de que llegara el tiempo de descanso, logró colocar la igualada con una genialidad.

Arrancaría el enfrentamiento con mucha tensión en ambos equipos, conscientes de la importancia de vencer para sus respectivas aficiones. Los granotas estuvieron muy espesos en los primeros compases, erráticos en las marcas y en las entradas, así como al corte y sacando el balón, perdiendo muchas posesiones en zonas de peligro y a media salida. Se aprovecharía de esto el Valencia para intentar poner contra las cuerdas a los locales, con un par de achuchones que lograrían resolver sin demasiado peligro, aunque generando algo de preocupación en la grada, los centrales de la zaga.

Sin embargo, con el transcurso de los minutos, iría poco a poco el Levante metiéndose en el partido. En parte, gracias a la actuación de Bardhi y Lerma, espectaculares en la medular. Lograría el colombiano aportar la solidez que era necesaria para dejar de sufrir en labores defensivas y presionar lejos del área, y el macedonio, lograría combinar con Campaña para que empezase a salir tocando el equipo. También Toño García ayudaría enormemente en labores ofensivas, con muy buenas incorporaciones, mientras que Jason nunca llegó a entrar en el partido, e Ivi, estuvo espeso en el primer tiempo, al igual que Pedro López.

Se llegaría a un tramo de mayor igualdad, donde justamente, llegaría el tanto ché. En uno de tantos balones largos buscando la espalda de la defensa. Acabaría Rodrigo cazando un centro para cabecear a la base del palo derecho. Se esmeró en llegar Raúl a interceptar, pero no lo logró, y los blanquinegros ya estaban celebrando el tanto. Y al par de minutos, por poco llegó el segundo, cuando un error del guardameta dejó el balón muerto dentro del área. A bocajarro, cabeceó Soler, pero se redimió Raúl con una espectacular parada que puso en pie al Ciutat. Aún con el susto en el cuerpo, llegaría la acción en la que el rechace de un centro acabaría cayéndole a Bardhi. El macedonio, obró la genialidad. Controló, acomodó y definió a la perfección, con infinita armonía con el fútbol. Anotaba el gol del empate.

Y al borde del descanso, llegaría la otra gran oportunidad para el Levante. En un tiro desde la frontal que no llegaría a atajar bien Neto, que la dejó muerta. Jason corrió con todo a por el balón, para rematar con el guardameta vendido y en boca de gol. Sin embargo, iba demasiado fuerte y no pudo controlar el disparo, que se fue altísimo. Con esto, sin mucho más que mencionar, se llegaba al tiempo intermedio. El segundo, sería más insípido y con muy pocas ocasiones. Tuvo una nada más empezar Rodrigo, que probó suerte con una vaselina tras un error de Raúl, aunque no estuvo demasiado acertado.

Buscarían los granotas, tras un cuarto de hora en el que no pasó nada, dar un paso adelante con la entrada de Samu García. Aunque no llegarían a generar demasiado peligro, así como el Valencia con la entrada de Guedes. Sin Lerma, que se lesionó en el primer tiempo, habían perdido los levantinistas su baluarte en el pivote, así que poco a poco, irían cediendo ante el Valencia, que aunque tenía el balón, tampoco parecía acabar de saber cómo manejarlo. Solo un disparo de Zaza aproximadamente a un cuarto de hora del final se puede destacar de una mala segunda mitad, para el espectador al menos. El partido concluyó sin mayores altercados y con igualada a un tanto por equipo.