Segunda vez que el Granada CF arranca con cinco partidos sin ganar

Al igual que en la temporada 1980-81, cuando el conjunto rojiblanco militaba en Segunda División, se repite la cifra de cinco partidos consecutivos sin ganar

Segunda vez que el Granada CF arranca con cinco partidos sin ganar
[Foto LaLiga]

Preocupante situación la que atraviesa el Granada CF de José Luis Oltra en este inicio de Liga después de cinco jornadas disputadas. Cuatro empates y una derrota son los resultados cosechados por el equipo. La parte alta de la tabla se va escapando poco a poco cada jornada, esfumándose las expectativas que se habían creado desde un principio. Sigue siendo pronto para poder afirmar que los rojiblancos no pelearán por el ascenso a Primera División pero las estadísticas no invitan al optimismo.

Estos mismos datos ya se produjeron en la temporada 1980/81, cuando los nazaríes, por aquel entonces también en Segunda División, comenzaron la temporada con los seis partidos iniciales de Liga sin ganar, (cuatro empates y dos derrotas). De momento, los de Oltra, ya han igualado esa racha con cinco partidos seguidos sin conocer la victoria en sus 32 temporadas en la categoría de plata del fútbol español. El próximo sábado el Córdoba será el encargado de visitar el Nuevo Los Cármenes y todo lo que no sea el triunfo aumentará el grado de malestar entre los aficionados, que ya arrastran los malos resultados de la pasada campaña.

Partidos de las cinco primeras jornadas temporada 1980/81 Resultados
Palencia - Granada 0-0
Granada - Rayo Vallecano 1-3
Granada - Barakaldo 0-0
Alavés - Granada 1-1
Granada - CD Málaga 0-0

Como vemos en la tabla, en las cinco primeras jornadas de aquella temporada mencionada anteriormente, el Granada empató cuatro partidos y perdió uno más, tal y como ha sucedido esta temporada. En la sexta jornada, los rojiblancos se enfrentaban al Cádiz, perdiendo el partido por 1-0. Fue en la séptima cuando los rojiblancos pudieron conseguir el primer triunfo, por 2-0 ante el Oviedo. Veremos si se producen los mismos resultados estas próximas jornadas pero el Granada debe ganar cuanto antes para calmar los ánimos, despejar la presión y poder afrontar el resto de la primera vuelta con otra visión.