Dembélé, con una lesión en los isquiotibiales

El joven extremo francés se ha lesionado en los isquiotibiales del muslo izquierdo durante la primera parte del partido contra el Getafe.

Dembélé, con una lesión en los isquiotibiales
Dembélé, pendiente de que se le realicen más pruebas | Foto: Miguel López - VAVEL

25 minutos ha durado sobre el césped del Coliseum Alfonso Pérez el delantero del FC Barcelona, Ousmane Dembélé. Valverde apostaba por el internacional francés en la cuarta jornada liguera, en detrimento de Deulofeu, titular en los tres anteriores partidos de la competición. Sin embargo, después de una carrera por la banda izquierda, el joven extremo se tiraba al suelo, resignado por no poder ayudar a su equipo en un partido que se avecinaba rocoso. Así pues, la apuesta del preparador azulgrana quedaba en vano cuando en el minuto 28 tenía que entrar, por necesidad, Gerard Deulofeu.

El FC Barcelona ha confirmado su “lesión muscular en los isquiotibiales del muslo izquierdo, pendiente de más pruebas para saber el alcance exacto de la lesión” mediante las redes sociales del Club. Así pues, el equipo azulgrana queda a la espera de saber los partidos en los que no podrá contar con el flamante fichaje azulgrana.

Cambio de banda, sin éxito

El extremo francés debutaba en el once titular del FC Barcelona en Liga, después de hacerlo el pasado martes en Champions contra la Juventus. La habilidad del francés en el regate y su gran manejo con las dos piernas permite al entrenador variar su posición según convenga. Y Valverde lo ha querido aprovechar en un partido trabado contra el Getafe. Después de probar suerte por la banda derecha, Dembélé recibía indicaciones para cambiarse al carril izquierdo, con Andrés Iniesta y Jordi Alba.

Pero el ‘11’ azulgrana no ha tenido fortuna por ninguna de las dos bandas. El joven jugador galo se lesionaba después de correr para aprovechar un pase largo de Alba y dejarla de espuela para que Luis Súarez siguiera la jugada. Solo dejarla para el delantero uruguayo, Dembélé se ha llevado las manos a los isquiotibiales del muslo izquierdo. A sabiendas de que ya no podría continuar, el extremo se tiraba al suelo y pedía el cambio, dejando su lugar a un motivado Deulofeu