De Galarreta – Aleñá, la sociedad que enamora

Se gustan, y enamoran. La pareja formada por Iñigo Ruiz de Galarreta y Carles Aleñá acapara los focos del Miniestadi, tomando con soltura y frescura los mandos de la medular del filial azulgrana para enamorar a la hinchada ‘culé’. Sobre el verde, el tempo del fútbol pasa por sus botas, destinadas a comandar al Barça B a lo más alto.

De Galarreta – Aleñá, la sociedad que enamora
De Galarreta y Aleñá ante el Córdoba CF. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Hasta los más escépticos se han rendido a su magia. El fichaje sin ruido de Iñigo Ruiz de Galarreta en el mercado estival y el talento natural de La Masía de Carles Aleñá lideran con holgura desde la sala de máquinas del Barça B a una escuadra que no se achica en la recién estrenada categoría de plata. Acomodados en la quinta posición de la tabla con siete puntos tras cuatro jornadas desde el debut del campeonato, los pupilos de Gerard López pueden presumir con ahínco de ser el segundo equipo más goleador de la categoría, con ocho dianas, una menos que el Real Valladolid.

Buena parte de culpa reside en la calidad emergente surgida en la sociedad formada entre Ruiz de Galarreta y Carles Aleñá en la zona creativa del verde. Ambos se han erguido como titulares en la medular en los cuatro encuentros que ha disputado el Barça B en este inicio del campeonato doméstico (Real Valladolid, Tenerife, Granada CF y Córdoba CF), completando la totalidad de los minutos en todos los partidos. Para más ‘inri’, el guipuzcoano y el catalán han saboreado las mieles del gol en estos compases de la temporada con un gol cada uno: De Galarreta anotó el primer gol con la elástica azulgrana en el estadio Nuevo Los Cármenes ante el Granada para devolver las tablas en el marcador, mientras que Carles Aleñá anotó el primero del encuentro en la goleada ante el Córdoba CF en el último partido en el Miniestadi.

Carles Aleñá ante el Córdoba CF. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Dos mediocentros con hambre de gol, dominando el mismo lenguaje sobre el tapiz. La polivalencia de ambos sobre la zona creativa del mediocentro permite multitud de variantes para un Gerard López que entiende como nadie las exigencias del equipo. El perfil organizativo del centrocampista guipuzcoano le coloca como el pilar infra​nqueable en los esquemas del técnico de Granollers, usando su diestra de oro tanto en su posición natural como a pierna cambiada. A sus 24 años, su innato toque de balón, su visión periférica de las jugadas y su incansable pundonor le avalan, convertido en el máximo recuperado de balones de Segunda División A la temporada anterior.

El carril derecho, sin embargo, tiene dueño en el Miniestadi. La perla de Mataró, criada en las entrañas de Can Barça, se adueña del carril de la medular. Es Carles Aleñá, llamado a seguir la estela de los más grandes y perseguir unos sueños que pintan sobre el Camp Nou. Líder, y determinante, Aleñá vuelve a dar un paso al frente para capitanear las aspiraciones del Barça B al galope desde su bota izquierda. El barcelonismo sonríe, con 19 años acaba de firmar su renovación con el club catalán hasta 2020, con dos ampliables cuando llegue al primer equipo. Porque llegará. Él quiere dejarse la piel bajo la única camiseta que siente, y está llamado a triunfar con unos colores que lideran sus sueños.

De Galarreta ante el Córdoba en el Miniestadi. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

De Galarreta – Aleñá, la pareja que está de moda en el Miniestadi. Una diestra marcando los tiempos, una zurda al trote de la magia. ‘Zipi y Zape’ haciendo travesuras desde la sala de máquinas, marcando el ritmo, arrojando la calidad que destella en sus genes. Incuestionables, y solventes, los dos se alzan como titulares indiscutibles bajo el mandato de Gerard López, amante de unas rotaciones que no entienden el concepto ante las habilidades de los dueños de la medular. Ellos no rotan. Su calidad no se agota. Con esfuerzo, tranquilidad, y mucho trabajo, la llamada de Ernesto Valverde no tardará en hacer eco sobre sus botas. No hay prisa, ellos no la tienen. Su futuro es prometedor, y es azulgrana.