Inicio complicado para el Espanyol

Los jugadores pericos tienen unos desplazamientos complicados en las primeras jornadas de competición doméstica. Buenos resultados en estos encuentros supondría un paso adelante por la luicha para Europa.

Inicio complicado para el Espanyol
Foto: RCD Espanyol

Cada vez falta menos para que arranque una nueva temporada de La Liga. Aficionados al fútbol marcan con una cruz los días restantes al inicio del campeonato liguero en su calendario. Y este mismo no es favorable al Espanyol en las primeras jornadas.

A los hombres de Quique Sánchez Flores les espera un final de agosto y un septiembre muy complicado, y sacar buenos resultados en los encuentros que los pericos van a disputar va a ser muy beneficioso para las aspiraciones del club de cara a clasificarse para competiciones europeas.

De hecho, los cuatro primeros desplazamientos del Espanyol en esta nueva temporada van a ser en estadios de equipos que este año juegan o Liga de Campeones o Europa League. El primero de ellos va a ser el Sánchez Pizjuán, donde les espera un Sevilla con desgaste después de haber disputado la previa para la máxima competición continental. Aun así, el feudo andaluz es uno de los más complicados de la categoría.

Los de Quique estrenarán Cornellá - El Prat en la segunda jornada recibiendo al Leganés, un rival, a priori, asequible. Y en la jornada tres llega una de las fechas más esperadas para los catalanes aficionados al fútbol: el derbi de Barcelona. Los blanquiazules visitarán el siempre hostil Camp Nou con la intención de dar la campanada y aguarle la fiesta a los culés.

Para pasar la resaca del derbi, el Celta de Vigo visitará al Espanyol. Eso sí, en cuanto a los desplazamientos, los catalanes no van a tener tregua: en la quinta jornada, se van a medir al Villarreal en Castellón, otra visita complicada.

Otro equipo gallego, esta vez el Deportivo de la Coruña, va a ser el encargado de visitar el feudo perico. Y para terminar este infierno de desplazamientos, el Santiago Bernabéu será la última parada para los pupilos de Quique Sánchez Flores.

Es un inicio complicado para el Espanyol, pero si se consiguen buenos resultados en estos desplazamientos, el camino a Europa será un poco más fácil, y el sueño estará un poco más cerca.