Pablo Hervías, el mejor cedido de la jornada

En esta nueva temporada, la Sociedad Deportiva Eibar ha efectuado diversas cesiones de jugadores de sus filas para que sigan creciendo en otros equipos y para que sigan contando con minutos.

Pablo Hervías, el mejor cedido de la jornada
Pablo Hervías, uno de los cedidos de la Sd Eibar. Imagen vía Sd Eibar

Los objetivos de estas cesiones son sencillos, seguir contando con minutos y dar el salto futbolístico que necesita cada uno de ellos para poder estar en el primer equipo la próxima temporada.

Entre las cesiones que ha efectuado la elástica armera se encuentran los siguientes jugadores:  Nano Mesa (que se marchó cedido al Levante), Pablo Hervías (cedido en el Real Valladolid), Jordi Calavera (cedido en el Sporting de Gijón) y Unai Elgezabal (cedido en el Numancia).

Algunos más, otros menos

En cuanto hablamos de los cedidos en Primera División, hablamos de Nano Mesa y su club el Levante. El equipo del delantero logró la difícil gesta de empatar ante el Real Madrid de Zidane en el Bernabéu. Nano Mesa no entró en la convocatoria.

En cuanto los jugadores que están cedidos en Segunda División Pablo Hervías es uno de los más destacados. El pasado fin de semana, La Cultural y Deportiva Leonesa y el Real Valladolid se enfrentaban en uno de los primeros derbis de la Liga. El resultado fue de 4-4 y Pablo Hervías logró marcar gol en el minuto 64 de penalti. El jugador en propiedad del Eibar disputó 76 minutos de encuentro hasta que fue sustituido.

El pasado fin de semana, de nuevo, se disputó uno de los primeros derbis de la Liga entre Real Sporting de Gijón y Real Oviedo. El partido finalizó con un resultado de 1-1. Calavera no disputó ningún minuto del encuentro.

Por último, el equipo de Unai Elgezabal (Numancia) perdió por 1 – 0 frente al Reus (recién ascendido). En este caso, Elgezabal tampoco dispuso de ningún minuto en el encuentro.

Todos estos jugadores, en propiedad de la Sociedad Deportiva Eibar, volverán a la elástica armera el próximo 31 de junio tras acabar sus respectivos contratos en forma de cesiones.

La ilusión que guardan cada uno de ellos es la de poder estar en el primer equipo eibarrés la próxima temporada y de esta manera debutar en primera división si los de José Luís Mendilibar obtienen la tan ansiada permanencia.