Análisis táctico: al son de José Juan

Tras un año en Tercera División, los pupilos de José Juan Romero buscarán asentarse en la categoría de bronce del fútbol español para terminar aspirando a cotas más altas en las próximas campañas.

Análisis táctico: al son de José Juan
El Betis Deportivo se estrenó con victoria esta temporada | FOTO: Real Betis

El Betis Deportivo vuelve a la Segunda División B con un técnico a la altura del equipo y una plantilla cargada de talento. La nueva camada del filial verdiblanco está dispuesta a dar guerra en un grupo que no le pondrá las cosas nada fáciles. Con el técnico del primer equipo dando numerosas oportunidades a los jóvenes del Real Betis y tras un verano con poco movimiento en las oficinas de la Ciudad Deportiva Luis del Sol, José Juan Romero tendrá que sacar el máximo provecho de los futbolistas que tenga a su disposición. La consolidación de la idea de juego y la calidad de varios de futbolistas que están llamados a ser importantes con Quique Setién pondrán el listón a una temporada ilusionante. He aquí el análisis táctico del filial bético.

Plantilla corta de efectivos

Por muy extraño que parezca, el Betis Deportivo se ha visto perjudicado tras el esfuerzo realizado por la secretaría técnica para reforzar al primer equipo. Con Serra Ferrer, vicepresidente deportivo, centrado en conformar la mejor plantilla posible para el Real Betis, el filial veía como no terminaban de llegar las incorporaciones suficientes para afrontar una exigente temporada en Segunda División B. Ascender de categoría conlleva un plus de exigencia que la dirección deportiva no ha podido paliar con fichajes de nivel, algo que esperan equilibrar con el buen trabajo de José Juan Romero y el paso al frente de los hombres importantes del equipo.

Foto: Real Betis
Foto: Real Betis

Finalmente, tan solo fueron tres los jugadores que llegaron al Betis Deportivo para afrontar la nueva temporada. En primer lugar, Sergio Tienza. Exportero del Extremadura UD que compartirá portería con Pedro de la Calzada, tras anunciarse en los últimos días del período de traspasos la salida de Álvaro Vallés en calidad de cedido. Los verdiblancos también acordaron el traspaso de Liberto Beltrán, extremo de la cantera del Elche. Desde su llegada el futbolista español ha disputado dos encuentros de liga bajo las órdenes de José Juan. Por último el Real Betis anunciaría la incorporación del defensor Nil Coch. El canterano del Nàstic, cedido hasta final de temporada con opción de compra, se convertiría en el cuarto central de la plantilla.

Aprendiendo de los mayores

Desde su llegada al filial bético hace ya dos temporadas, la idea de juego impuesta por José Juan Romero ha sido la del fútbol de toque. El técnico sevillano es un incondicional del fútbol asociativo, el salir jugando desde atrás y el dominio de los partidos a través de la posesión, algo que lleva demostrando desde que saliera del Gerena para recalar en el club de las trece barras. Con la llegada de Quique Setién al banquillo del Real Betis, esta idea se ha visto reforzada.

El hecho de que los entrenadores del primer y segundo equipo compartan una misma forma de ver el fútbol facilita la labor tanto de los jugadores, que van más cerca la posibilidad de hacerse un hueco entre "los mayores", como de la dirección deportiva a la hora de incorporar futbolistas jóvenes para el filial con vistas a que acaben formando parte de la primera plantilla. Un estilo de juego como el que propone José Juan, en el que los centrocampistas serán los futbolistas clave, precisa de jugadores con calidad, buen trato de balón y que generen juego a través de la posesión. Que no queme el balón en los pies y evitar rifar el balón con pases en largo son algunas de las premisas básicas que implica el fútbol que practicará el Betis Deportivo. Tener el balón servirá tanto para atacar como para defenderse, por lo que saber llevar a la práctica este estilo puede conllevar muy buenos resultados para el conjunto bético.

En cuanto al esquema de juego, también existen muchas semejanzas con el utilizado por Quique Setién para el primer equipo. Plagar el centro del campo de futbolistas es primordial para hacerse con el control del balón y dominar al rival mediante la posesión. Tal y como se ha visto en los primeros encuentros de liga, José Juan Romero ha optado por el 4-1-4-1, que en ocasiones puede tornar en un 4-2-3-1. Cabe destacar que este es el dibujo que el técnico cántabro utilizó durante su periplo al frente del banquillo de la UD Las Palmas y el que utilizó en la mayoría de los encuentros de la pasada pretemporada con el conjunto verdiblanco.

Este esquema es un claro favorecedor de la salida de balón: a la hora de sacar de puerta, el guardameta cuenta con los centrales muy abiertos, que se ofrecen para evitar el saque en largo, y el ofrecimiento del mediocentro, que baja a recibir y se incrusta entre los defensores, para salir jugando desde atrás. Una vez comienza a elaborarse la jugada, el pivote tiene por delante a dos mediapuntas que ayudan en la creación del juego al mismo tiempo que conectan con el punta. Los dos futbolistas de banda darán amplitud al campo a la hora de atacar, mientras que en fase defensiva servirán de apoyo para los laterales. 

Un jugador diferencial

Todo equipo necesita un jugador que marque diferencias, que haga jugar a sus compañeros, que tire del carro en los enfrentamientos complicados. Y el Betis Deportivo ha encontrado en Julio Gracia a su '10'. Centrocampista que está llamado a ser importante, no solo en el filial, sino también con el primer equipo. Porque a pesar de no haber entrado en un principio en los planes de Setién para la presente campaña, el futbolista completó toda la pretemporada con el primer equipo. Julio aprovechó los minutos de los que dispuso este verano y dejó detalles de la calidad que atesora, algo que el entrenador del Real Betis seguro que tendrá en cuenta a corto plazo. El jugador de tan solo 19 años, que ya ha sido convocado por la Selección Española Sub19, ha sido titular en los cuatro encuentros del campeonato liguero que ha disputado el filial verdiblanco hasta ahora, por lo que se presume como una pieza importante en el esquema de José Juan Romero.

La conducción con el balón, su visión de juego y el buen trato de balón son algunas de las cualidades que caracterizan a este prometedor canterano bético. Julio Gracia parte desde la mediapunta, actuando como enganche por detrás del punta para ayudar en la creación del juego. Este hace la conexión perfecta entre Hinojosa y Loren, dos de los futbolistas a destacar también de este equipo. El pivote del Betis Deportivo es el encargado de sacar el balón desde atrás, que se asocia con Julio para que este rompa líneas con sus cambios de ritmo y surta de balones al delantero marbellí, actual pichichi de la categoría. Habilidad para el regate, desborde y controles orientados tampoco le faltan a este centrocampista que en tan solo dos temporadas ha pasado de jugar en el equipo juvenil del Real Betis a disputar minutos con canteranos como Joaquín Sánchez o Sergio León

Mucho ataque para tan poca defensa

Si algo hay que destacar de los pupilos de José Juan Romero es su facilidad para marcar goles. Con un estilo de juego ofensivo y jugadores de mucha calidad, el Betis Deportivo genera numerosas ocasiones de gol cada encuentro. Tantos los futbolistas que parten de enganches como los jugadores de banda tienen claramente vocación ofensiva. Además en el caso de los extremos, siendo hasta ahora Aitor Ruibal y el joven Roberto González lo más habituales, pisan con mucho frecuencia el área rival y aportan tanto asistencias como goles. La punta de lanza, el mencionado anteriormente Loren Morón, se ha desatado esta temporada con cinco goles en cuatro encuentros. Al ariete bético da muestras de habérsele quedado pequeña la categoría.

Foto: Real Betis
Foto: Real Betis

Sin embargo, no todo han sido buenas noticias en este arranque de campaña. La zaga verdiblanca no está mostrando la solidez deseada y hasta ahora ha recibido gol en todos los encuentros (nueve en cuatro encuentros). Los hasta ahora centrales titulares, Nacho y Dan, cuentan con una buena salida de balón, en cambio no se les ha visto cómodos sacando el balón desde atrás en estos primeros partidos.Varios errores tocando en corto en campo propio a la hora de elaborar las jugadas ya han costado algún que otro tanto en contra.

Por otro lado, los guardametas se ven obligados a no rifar el balón con saques en largo, lo que en ocasiones les lleva a comprometer a los defensores. Mejorar la salida de balón y "echar el candado" a la portería son los puntos a mejorar en los próximos partidos.