Empate en el marcador, victoria en el juego

El equipo rojiblanco se estrelló frente a la defensa del equipo italiano y Allison para sumar un solo punto

Empate en el marcador, victoria en el juego
El Atlético se ha estrellado frente a Allison (Fuente: Atlético de Madrid)
AS Roma
0 0
Atlético de Madrid
AS Roma: Alisson; Bruno Peres, Manolas, Juan Jesús, Kolarov; Strootman, De Rossi, Nainggolan (Pellegrini, min.79’); Defrel (Fazio, min.68’), Dzeko (El Shaarawy, min.89’) y Perotti.
Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe Luis; Saúl, Thomas, Gabi (Carrasco, min.62’), Koke; Vietto (Correa, min.58’) y Griezmann (Nico Gaitán, min.79’).
ÁRBITRO: Milorad Mazic (Serbia). Amonestó: Perotti (71’).
INCIDENCIAS: Estadio Olímpico de Roma. Encuentro de la Uefa Champions League entre la AS Roma y el Atlético de Madrid.

El estreno de la Liga de Campeones para el Atlético de Madrid no ha sido el mejor posible. El equipo del 'Cholo' Simeone ha empatado a cero frente a la AS Roma en el Olímpico de la capital de Italia, en un partido en el que ha dominado durante muchas fases el conjunto colchonero, sobreponiéndose al hostil ambiente de la afición romana, pero los fallos de, entre otros, Luciano Vietto, que es el blanco de las críticas, y solo se lleva un punto de los tres necesarios para lograr la victoria. Tácticamente, el Atlético de Madrid fue bastante mejor que su rival, pero el brasileño Allison fue el mejor del conjunto italiano para detener a los delanteros del conjunto colchonero, que ha cosechado su primera decepción esta temporada en la Liga de Campeones, la máxima competición continental de clubes organizada por la UEFA, y que se le resiste al equipo de la capital de España.

Frente al equipo entrenado por Di Francesco, otro de los grandes favoritos en el grupo C, el Atlético ha optado por dominar el partido desde el principio. El toque de balón, y el control total de las oportunidades y la posesión han sido algunas de las claves del dominio de los jugadores colchoneros en uno de los estadios más complicados de toda la Liga de Campeones. El grupo C es uno de los más competidos y disputados de toda la competición, ya que, además del Atlético y de la Roma, está el todopoderoso Chelsea, el vigente campeón de la Premier League, uno de los mejores y mayores torneos de todo el continente europeo. El partido frente a la Roma ha sido uno de los desplazamientos más complicados a los que tiene que enfrentarse el Atlético, que es considerado como un equipo al que nadie quiere medirse, por su dureza, intensidad y calidad dentro del terreno de juego.

El gol, una necesidad

Cuando el Atlético ha querido tener puntería de cara a gol, no ha sido posible, por la gran actuación del guardameta de la Roma, el brasileño Allison. El portero detuvo en varias ocasiones los intentos de los atacantes del Atlético de Madrid, entre ellos Luciano Vietto, que no está cuajando un buen inicio de temporada, ya que no ha anotado un solo gol en lo que llevamos de campaña. Por otro lado, Saúl Ñiguez, uno de los mejores jugadores del Atlético, como es habitual, cuajó una excelente actuación. Sin embargo, la defensa y el portero del conjunto italiano fueron suficientes para que el empate a cero no se moviese del marcador del Olímpico de Roma, y ha hecho que el Atlético de Madrid se marcha de Italia con un solo punto en el primer partido de la vigente edición de la Liga de Campeones, que va a ser una de las más intensas de los últimos años.

Jugadores necesitados, sin reivindicación

En Italia Simeone volvió a dar la oportunidad a Vietto que partió de titular pero que no consiguió reivindicarse en el que podía ser el momento justo. El argentino luchó, peleó pero le faltó la sangre necesaria para acercarse a la meta defendida por Alisson. La más clara ocasión la erró cuando todo parecía a favor. Sin embargo, Correa saltó desde el banquillo y sí dio muestras de querer y poder. El ariete luchó, combinó con sus compañeros y llegó a la portería del meta de la Roma. Se vio, que hasta el momento, es el que deberá acompañar a Griezmann en la punta de ataque. El tercero en discordia fue Gaitán. El argentino tampoco aportó lo que Simeone buscaba y es que sigue sin hacerse a la idea de lo que el equipo necesita. Y de malas noticias pasaron a buenas. Thomas siguió en la titularidad y disputó los noventa minutos por delante de Gabi, quien partió en el once inicial pero fue sustituido en el segundo tiempo. El ghanés ha dado muestras de su valía y Simeone lo sabe.