El Levante irrumpe con autoridad en Gran Canaria

Los de David Madrid se llevan un contundente triunfo en el CID ante un rival que prometía ser férreo en defensa.

El Levante irrumpe con autoridad en Gran Canaria
Lucas Trípodi celebrando su tanto | Foto: Levante UD

Con todos los partidos disputados y a falta del suyo para cerrarse la jornada, todo hacía pensar, siguiendo los partidos del año pasado, que el choque sería reñido y combatido por ambas escuadras.

Nada más lejos de la realidad, en tan solo siete minutos, los de David Madrid dejaron casi sentenciado un partido que no tuvo color en ningún momento, llegando a irse con un marcador favorable de 0-6 al término de la primera parte. 

Inicio fulgurante 

Casi con el pitido inicial, el conjunto Valenciano ya dominaba en el terreno de juego, y eso se vio reflejado en él luminoso, yendo 0-2 en el minuto tres con goles de Márquez y Cecilio. 

El choque podía haber cambiado de destino si no hubiera sido por el despliegue y seguridad del meta recientemente fichado, Prieto, quien desbarató cualquier aproximación de los de Suso Méndez para buscar el gol que les acercara al Levante. 

Sin tiempo para levantarse del asiento y con el juego más parado, el conjunto granota volvió a mostrar su capacidad para definir de cara a portería. Pedro Toro, demostrando su más que efectiva pegada cara a puerta, aumentaba la ventaja a 0-4 en el minuto siete.

Con los canarios viéndose muy superados, el guión de la primera parte continuó como hasta el momento, con los canarios intentando no recibir más goles, pese a que el dominio granota, volvió a pasarles por encima, con dos acometidas de Lucas Trípoli y Antoñito. 

Mayor goleada de su historia

Tras el paso por vestuarios, los de David Madrid no bajaron el ritmo, con los canarios intentado revertir la anecdótica situación, descuidaron la defensa y Antoñito volvería a meter en dos ocasiones, llegando a realizar su primera tripleta con su nueva zamarra. 

Sin soltar la batuta del partido, Gran Canaria trataba de salir a la contra en el CID, pero con poca fortuna. 

Diez minutos después del último tanto recibido y con el partido aún más pausado, Vargas y Thiaguinho se unieron al festín goleador haciendo el noveno y el décimo respectivamente. 

Con el dominio aplastante del Levante, saltaron los jugadores menos habituales, donde Gran Canaria aprovechó para hacer el tanto del honor mediante Juan en una jugada a balón parado.

De esta forma el Levante se alza primero en la tabla de la LNFS, y hunde a Gran Canaria en la misma, logrando su máxima goleada histórica.