Previa Chelsea – Arsenal: recuerdos encontrados

Chelsea – Arsenal // domingo, 17 de septiembre de 2017 // Hora: 14:30 // Stamford Bridge, Londres, Inglaterra // Jornada 5 de la Premier League 2017/2018 // Árbitro: Michael Oliver // Movistar Fútbol y VAVEL.com // Sentimientos opuestos los que genera un choque como este en ambos equipos. Por una lado, el Arsenal sabe que ante el Chelsea consiguieron sus dos últimos títulos, pero los de Conte no olvidan que un encuentro ante los ‘Gunners’ fue el detonante de la consecución de la pasada Premier League. Candidatos, habrá que ver, si al título, lo que está claro es que son rivales directos en la liga inglesa.

Previa Chelsea – Arsenal: recuerdos encontrados
Fotomontaje: Aitor Sánchez-Rey Larrea (VAVEL.com)
Chelsea
Arsenal | 14:30h.

Sonrisas y lágrimas es lo que genera un enfrentamiento entre Chelsea y Arsenal en ambas aficiones. En lo que a los Blues se refiere, todavía tienen clavada esa espina de haber sucumbido a su rival de Londres en los dos últimos encuentros. Unos partidos en los que, además, había un título en juego. La victoria por 2-1 en la FA Cup y el mayor acierto en la tanda de penaltis en la Community Shield propició que el conjunto de Wenger se impusiera a un rival histórico que, por otro lado, sabe que una dura derrota por 3-0 en el Emirates Stadium nunca fue tan acertada. Y es que, el hecho de haber perdido en casa de uno de sus eternos rivales propició un cambio de esquema que llevó al equipo de Antonio Conte al puesto más alto de la Premier League, alzándose así con el trofeo al final de la temporada pasada.

Son muchos los paralelismos y demasiadas las diferencias que guardan ambos conjuntos. Entre los primeros se encuentra el inicio liguero de las dos escuadras. Una derrota en casa ante el Burnley en la primera jornada encendió todas las alarmas de un equipo que, en su deseo de volver a hacerse con el trono, no está terminando de cuajar grandes actuaciones. En el otro lado se sitúa un Arsenal deseoso de heredar un cetro que, muy posiblemente, tendrá que recalar en unas manos diferentes a las de los Gunners una temporada más. Un ajustado triunfo ante el Leicester y dos derrotas consecutivas frente a Stoke y Liverpool han dejado muchas dudas en torno a un equipo que no ha conseguido disiparlas ni con la victoria por 3-0 frente al Bournemouth.

Ese es el otro aliciente de este choque, la lucha por el título. Una pelea que parece a varias bandas, aunque ya hay dos grandes protagonistas destacados. Desde Manchester, tanto United como City parecen abanderar un conflicto al que, en mayor o menor medida, también están sumados Tottenham, Liverpool, Everton y los dos protagonistas de este duelo, Chelsea y Arsenal. En un escalafón inferior a la lucha por la primera plaza están las cábalas para hacerse con una posición que dé acceso a la UEFA Champions League, ese torneo que este año sí juegan los Blues y en el que no participan los Gunners, relegados a una UEFA Europa League que no termina de sentar bien en el Emirates Stadium.

Vence, pero no convence

A menudo en el mundo del fútbol surge un debate que parece no tener una respuesta clara. ¿Resultados o fútbol? Desde luego, está claro que la combinación de ambos elementos es la mezcla perfecta para marcar una época, pero muy pocos son los equipos que están capacitados para hacerlo. De esta forma, toca elegir. Los que se decantan por la primera opción saben que, al más mínimo traspiés, los críticos van a aparecer, pues no hay otro punto en el que apoyarse. Por otro lado, están los interesados en la segunda alternativa, aquellos que se contentan con jugar bien a pesar de que los resultados no terminen de acompañar. El Chelsea está a caballo entre una elección y otra. Aunque es cierto que los resultados son buenos, son muchas las voces que apuntan a una mejora de lo visto en este inicio de curso. En cuanto al fútbol, Antonio Conte no ha conseguido plasmar una idea que supere ese juego vertiginoso, rápido y directo del equipo londinense.

El Chelsea ha conseguido nueve de los doce puntos posibles en Premier League

Aunque es cierto que conseguir nueve puntos de doce posibles en el inicio de Premier League no es, para nada, un mal resultado, es difícil no pensar que, con una victoria ante el Burnley, el líder seguiría siendo el mismo que la temporada anterior. Sin embargo, cabe recordar que este comienzo de competición de la regularidad es muy similar al del pasado curso. Tras acabar la cuarta jornada, el Chelsea llevaba diez puntos, gracias a tres victorias y un empate ante Swansea. En el apartado goleador, los de Conte sumaban nueve tantos a favor y cuatro en contra. En lo que al presente se refiere, los Blues han conseguido ocho tantos y han encajado cinco, números muy similares que todos los aficionados al Chelsea esperan que den el mismo fruto.

Pedro anota uno de los tantos ante el Qarabag | Fotografía: Chelsea
Pedro anota uno de los tantos ante el Qarabag | Fotografía: Chelsea

En cuanto a los últimos partidos, destaca el poderío ofensivo de un conjunto que anotó seis goles en su debut en la UEFA Champions League. En un grupo en el que comparten protagonismo con Atlético de Madrid, Roma y Qarabag, los de Stamford Bridge ya saben que la diferencia goleadora puede ser determinante. En lo que a la liga se refiere, el conjunto Blue llega tras ganar 1-2 al Leicester en el King Power Stadium. Un gol de Morata, al final de la primera parte, y otro de Kanté, al inicio de la segunda, llevaron los tres puntos a Londres tras la visita a un equipo complicado. Finalmente, también cuentan con una sonrisa en la boca su último choque como local en Premier League. La victoria ante el Everton por 2-0 en un partido que solo duró 45 minutos daba alas a un conjunto que también consiguió ganar al Tottenham.

Un lastre demasiado pesado

El cambio de esquema en el Arsenal también fue el detonante de la mejora del equipo y la consecución de la FA Cup y Community Shield, precisamente, ante el Chelsea. Sin embargo, un verano convulso y un rendimiento muy por debajo de lo deseado en algunos jugadores están dejando un lastre demasiado pesado en el Arsenal. Encajando gol en cinco de los últimos seis encuentros oficiales, los de Wenger llevan un total de diez tantos en contra en seis partidos, lo que deja una media de 1,66 goles por encuentro en un conjunto que, si quiere aspirar a algo más en las competiciones que juega, debe rebajar ese promedio.

El Arsenal promedia 1,66 goles por partido en contra, encajando diez en seis encuentros

Las causas son múltiples, pues a la baja de Koscielny en los primeros encuentros oficiales por una sanción arrastrada desde el pasado año, se han unido la incertidumbre en el futuro de Mustafi, que decidió quedarse en el Arsenal en el último día de mercado, la marcha de Gabriel, el pobre rendimiento de Holding, los nulos minutos de un Chambers que no parece del deseo de Wenger y la edad de un Mertesacker que parece estar destinado a ciertos encuentros. Apenas Monreal está dando un nivel convincente en lo que al eje de la zaga se refiere. Por si esto fuera poco, la salida de Oxlade-Chamberlain y Kieran Gibbs han reducido mucho los recambios en unos laterales ocupados por Kolasinac y Bellerín. El bosnio sí está cuajando un buen inicio de temporada en la que es su primera etapa como jugador Gunner, mientras que el español parece estar al mismo nivel que el año pasado, cuando decayó mucho su rendimiento en comparación con las dos primeras temporadas en el primer equipo.

Los jugadores del Arsenal celebran uno de los goles ante el Bournemouth | Fotografía: Arsenal
Los jugadores del Arsenal celebran uno de los goles ante el Bournemouth | Fotografía: Arsenal

Esta debilidad quedó reflejada en el último encuentro del Arsenal fuera de casa. La visita a Anfield se antojaba fundamental en lo que a la lucha por las posiciones altas se refiere, pues los Reds parecen un rival más en la parta alta de la clasificación. Sin embargo, el poderío ofensivo de los entrenados por Klopp y la debilidad atrás de los dirigidos por Wenger se mezclaron dejando un resultado de 4-0 que aún escuece en el Emirates Stadium. Un Emirates que sí disfrutó de la contundente victoria por 3-0 de sus jugadores ante un Bournemouth que, una vez más, tuvo oportunidades para haber hecho algún que otro tanto. Gol que sí llegó en el partido de UEFA Europa League ante el Colonia que el equipo londinense tuvo que remontar tras la diana de John Córdoba. Kolasinac, Alexis y Bellerín se unieron para dejar los tres primeros puntos en la fase de grupos para el Arsenal.

Testigos de un cambio

Los aficionados al fútbol pueden sentirse orgullosos de ser testigos de uno de los cambios que se está produciendo en la rivalidad histórica de estos dos equipos. Tradicionalmente, el Arsenal ha dominado sus enfrentamientos ante el Chelsea. De hecho, el balance actualmente está repartido en 74 victorias para los Gunners por 62 de los Blues, pero en los últimos partidos se está llevando a cabo una vuelta al marcador. De los diez últimos choques, los dirigidos ahora por Antonio Conte se han embolsado cinco, por los dos empates y tres derrotas que han sufrido. Esta superioridad reciente se hace aún más patente en Stamford Bridge, donde los locales se han hecho con el triunfo en ocho de los últimos diez encuentros, imponiéndose al Arsenal de manera consecutiva desde el 29 de octubre de 2011, cuando los Gunners se adjudicaron los tres puntos tras ganar 3-5.

El Arsenal ganó por última vez en Stamford Bridge en octubre de 2011

Ese abultado resultado no ha sido el único en los 191 partidos entre estos dos equipos londinenses, pues una media de 2,70 goles por encuentro bien deja entrever que estos duelos prometen emociones fuertes. 517 tantos a lo largo de la historia se reparten en 250 para el Chelsea y 267 para un Arsenal que apenas consigue el 42 por ciento en casa de su eterno rival. Una vez más, aunque en esta ocasión ligeramente, los Blues vuelven a dominar una estadística en la que parten como locales. De los 238 tantos en Stamford Bridge, los de Conte han conseguido 125, por los 113 del Arsenal.

Los últimos resultados, sin embargo, sí son halagüeños para los Gunners. En partidos en los que había un título en juego los de Wenger han pasado por encima de un Chelsea que, además, ha terminado con algún expulsado. La expulsión fue, precisamente, lo que cambió el devenir del partido por la Community Shield del pasado mes de agosto. Tras el tanto inicial de Moses, la salida tempranera de Pedro del terreno de juego desencadenó un asedio de los del Emirates Stadium que resultó en un empate a uno gracias al tanto de Kolasinac. El mayor acierto desde el punto de penalti llevó el trofeo junto a la FA Cup lograda al final del pasado curso gracias a los tantos de Alexis Sánchez y Ramsey en Wembley. Aunque Diego Costa puso emoción cuando su equipo tenía un jugador menos, el galés apareció para dar la 13ª copa al equipo que más lo mereció.

Los jugadores del Arsenal posan junto a la Community Shield | Fotografía: Arsenal
Los jugadores del Arsenal posan junto a la Community Shield | Fotografía: Arsenal

Muy diferente fue el último partido en Stamford Bridge para los de Wenger, pues el Chelsea se impuso claramente con un 3-1 gracias a los tantos de Marcos Alonso, Hazard y Cesc Fábregas, un jugador criado en la institución Gunner pero que parece tenerle cogida la medida. Apenas Giroud maquilló un marcador que reflejó fielmente la superioridad del conjunto que acabaría siendo campeón de liga.

Árbitro: Michael Oliver

En la Premier League desde 2010, este colegiado cuenta con una larga trayectoria tanto en el fútbol inglés como en el europeo. Participando tanto en la UEFA Champions League como en la UEFA Europa League, el de Northumberland ya ha dirigido tres encuentros este curso en lo que a la Premier League se refiere con un balance de siete cartulinas amarillas y cero rojas. En cuanto a estos equipos, Oliver ha dirigido 24 partidos del Chelsea, con un balance de 15 triunfos Blues, seis empates y tres derrotas, unos resultados muy superiores a los del Arsenal. El equipo de Wenger ha visto como este colegiado ha estado presente en 25 encuentros, dejando unas estadísticas de diez victorias, siete empates y ocho derrotas.

Altas, bajas y posibles alineaciones

Pocas bajas tienen ambos entrenadores. Antonio Conte, que no había contado con Gary Cahill desde que fuera expulsado en la primera jornada liguera por una tarjeta roja en el encuentro ante el Burnley, ya ha terminado de cumplir sus tres partidos de sanción y volverá a estar a las órdenes del italiano si lo considera oportuno. Participando ya en el encuentro de UEFA Champions League que su equipo ganó ante el Qarabag, habrá que ver la decisión que toma el entrenador. En cuando a Wenger, apenas cuenta con las ausencias de Cazorla, lesionado de larga duración, Coquelin y Chambers, que no terminan de aparecer este curso.