Después de la tormenta llega la calma para Demarai Gray

El futbolista de 21 años estaría a punto de aceptar una muy buena renovación que le beneficiaria muchísimo a nivel económico.

Después de la tormenta llega la calma para Demarai Gray
Demarai disputando un partido con la selección inglesa sub21 este 2017/ WIKIPEDIA

El internacional sub21 con inglaterra está cerca de firmar un nuevo contrato con su actual equipo el Leycester el cual está pensando en doblarle el sueldo para demostrar el potencial que el mismo jugador tiene y así atarlo por unos cuantos años más ya que creeen que puede llegar a ser uno de los mejores jugadores en el futuro tanto de la premier como de la selección inglesa.

El jugador, que como ya comentamos aqui en Vavel.com no estaba pasando por uno de sus mejores momentos dentro de su equipo por la falta de minutos y sus pocas oportunidades, ha visto bien este aumento de sueldo que podría hacerse oficial en las próximas horas.

El club que este verano rechazó una suculenta oferta de 25 millones de libras por parte del Bournemouth para hacerse con los servicios del jugador, ha sabido reaccionar bien y rápido dentro de lo que cabe a las quejas del mismo y hacerles frente (algo de lo que deberían aprender otras directivas) ofreciéndole al joven extremo izquierdo dinero, es un gesto que deja entrever como va el fútbol hoy en día que es un negocio a gran escala dónde se mueven unas cantidades desorbitadas de dinero, ya que la directiva no podía hacer que este jugador tuviese más minutos ya que eso es cosa del entrenador y él por el momento prefiere apostar por otro perfil de jugador alomejor más experimentado o con algo más de presencia sobre el terreno de juego, han decidido doblarle el sueldo y en caso de que el mismo acepte pasará de cobrar 25.000 por semana a cobrar 50.000 libras, un sueldo que podría estar a la altura de un jugador que aunque represente mucho para los "foxes" y para su vestuario sólo lleva 166 minutos jugados en 5 partidos lo que representa nada y menos para un jugador de ese calibre que está en pleno proceso de adaptación al fútbol profesional y que necesita minutos