El Watford logra la victoria tras una gran segunda mitad

El Bournemouth recibía en el Goldsands Stadium a los "Hornets" en esta segunda jornada de la Premier League. Los locales que habían comenzado esta temporada con una derrota ante el West Bromwich, buscaban una victoria que les sirviese para presentarse de una manera inmejorable ante su público. El Watford, que completaba un gran encuentro ante el Liverpool en la anterior jornada, intentaría conseguir su primera victoria de la temporada como visitante.

El Watford logra la victoria tras una gran segunda mitad
Bournemouth-Watford
Bournemouth
Watford
Bournemouth: A.Begovic; A.Smith, S.Cook, N.Aké, C.Daniels, A.Suman, H.Arter, R.Fraser, J.King, J.Ibe, B.Afobe
Watford: H.Gomes; K.Femenía,S.Prödl, M.Britos, J.Holebas, A.Doucoure, N.Chalobah, T.Cleverley, Richarlison, N.Amrabat, A.Gray
MARCADOR: 0-1, min. 73, Richarlison 0-2, min.86, E.Capoue
ÁRBITRO: East R.(ENG) M.Britos, min.27, tarjeta amarilla A.Gray, min.59, tarjeta amarilla S.Cook, min.61, tarjeta amarilla N.Chalobah, min.63, tarjeta amarilla
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Premier League. El encuentro se ha disputado en el Goldsands Stadium.

Cerrojo en ambas áreas

Los minutos iniciales del encuentro, comenzaban a mostrar lo que sería la tónica del partido. Los dos equipos plantearon un juego muy rudo, con férreas defensas y escasos espacios que evitaban que el partido gozara de ocasiones por parte de alguna de las escuadras.

La posesión estaba siendo muy equilibrada, con un Bournemouth algo superior en cuanto al manejo de la pelota, pero que apenas reflejaba esta pequeña superioridad, pues el guardameta del Watford no había tenido que protagonizar ni una sola parada en lo que llevaban de partido.

Tom Cleverley desaprovecha una ocasión. Foto: premierleague
Tom Cleverley desaprovecha una ocasión. Foto: premierleague

El juego se centraba en el medio del campo, ya que ambas áreas no estaban siendo visitadas por las líneas de ataque de los equipos. En los primeros veinte minutos de partido, ninguno de los equipos estaba siendo superior al otro. El Watford prefería conservar la pelota, mediante largas posesiones y pases muy seguros y el conjunto local se decantaba por un juego más vertical, con movimientos rápidos entre la defensa y el ataque con el principal objetivo de culminar alguno de los contragolpes que estaban llevando a cabo durante esta primera mitad.

Cuando el encuentro ya estaba más avanzado, el Bournemouth comenzaría a dominar sobre el césped, siendo mejor en diversos momentos del partido y dominando en la mayoría de las facetas del campo. El extremo inglés, Jordon Ibe estaba siendo el jugador local que más peligro estaba causando  a la defensa del Watford, haciendo muchísimo daño por la banda izquierda y dando muchísima profundidad a su equipo, con una fugaces galopadas que ponían en serios apuros al equipo visitante.

Esta mejoría de los "Cherries" no se vería reflejada en el marcador en los primeros cuarenta y cinco minutos de encuentro, pues el conjunto local no acertaría a ver puerta, marchándose al descanso de vacío.

El Watford que en diversos momentos del partido había sido inferior a sus rivales, tuvo la mejor ocasión de todo el encuentro para conseguir anotar el primer gol del encuentro. En el minuto cuarenta y siete, el atacante de los "Hornets" Richarlison, logró zafarse de su defensor con un regate excelente, sin embargo su envío al centro del área no consiguió ser transformado por Andre Gray, que mandaba el esférico por encima del larguero y desaprovechaba una oportunidad fantástica.

Monólogo de los "Hornets"

La segunda parte comenzaba mucho más entretenida que los primeros 45 minutos. El Bournemouth tenía su primera llegada en el primer minuto de esta mitad y la respuesta del conjunto visitante apenas se hizo de esperar. Nordin Amrabat enganchaba de bolea un balón que llegaba desde el lateral izquierdo, pero su disparo se marchaba muy desviado de la portería defendida por Begovic.

El guión del encuentro había cambiado completamente tras el descanso. Ambos conjuntos mostraban un mayor atrevimiento, que se reflejaba en el número de llegadas a las áreas contrarias. Tanto el conjunto local como el visitante, habían decidido dejar de estar tan preocupado por mantener a salvo su portería y decidieron ser más agresivos de cara a puerta, sumando más llegadas en estos primeros minutos de la segunda mitad que en toda la primera parte.

El lateral izquierdo del Watford, José Cholebas,  estaba siendo un auténtico puñal por la banda, enviando centros con una gran precisión que causaban mucho peligro en el área local. El Watford había comenzado mucho mejor esta parte y cada vez que se asomaba por el campo del Bournemouth creaba problemas.

Richarlison celebra el primer gol del Watford. Foto: premierleague
Richarlison celebra el primer gol del Watford. Foto: premierleague

Esta mejoría de los "Hornets" se vería reflejada en el marcador, pues en el minuto 73, Richarlison abriría el marcador. Andre Gray lograba zafarse de su marcador con facilidad y su envío era rematado por el extremo brasileño, que mandaba el balón al fondo de la red tras recoger su propio rechace.

El Bournemouth tenía 15 minutos para reaccionar y conseguir dar la vuelta al marcador, algo que en ese momento parecía muy complicado, pues apenas conseguía mantener la posesión y sus rivales comenzaban a dejar de ceder tantos metros como sí lo habían hecho anteriormente.

En el minuto 86, llegaba la sentencia de los "Hornets", anotando el segundo gol del partido. Etienne Capoue, que tan solo llevaba cinco minutos sobre el campo, lograba ver puerta y dar la tranquilidad a su equipo a cuatro minutos del final.

Capue marca el segundo gol para los visitantes. Foto: premierleague
Capue marca el segundo gol para los visitantes. Foto: premierleague

El encuentro llegaba a su final y el conjunto visitante lograba los tres puntos tras realizar una gran segunda mitad. El Bournemouth que durante varios momentos del partido fue superior, fue desinflándose a lo largo que avanzaba el tiempo. Los "Cherries" necesitarán mejorar su imagen, pues en estas dos primeras jornadas el nivel mostrado es inferior al que se le exige.