Colorado se aprovecha de la siesta neoyorkina

Empate final en un partido en el que ninguno de los dos equipos se mostró superior a su rival, y sólo los momentos de lucidez de algunos de sus jugadores, llevaron al partido a que se viesen un par de goles. Escasa intensidad por parte de los dos equipos.

Colorado se aprovecha de la siesta neoyorkina
mlssoccer.com
Colorado Rapids
1 1
New York City FC
Colorado Rapids: Howard; Miller, Ford, Sjöberg, Williams; Azira, Watts; Hairston (Gordon, min. 75), Saied (Gashi, min. 65), Gatt (Aigner, min. 65); Badji.
New York City FC: Johnson; Allen, Brillant, Callens, Sweat; McNamara, Pirlo (Sands, min. 67); Shelton (David Villa, min. 72) Moralez, Wallace, Harrison (Struna, min. 88).
MARCADOR: 0-1, min. 19, McNamara. 1-1, min. 88, Badji.
ÁRBITRO: Chris Penso (USA). Amonestó a Gatt (min. 58), Johnson (min. 63), McNamara (min. 90+2).
INCIDENCIAS: Major League Soccer 2017. Este encuentro se disputó en el Dick´s Sporting Goods Park (Commerce City, CO). 14.336 espectadores.

Colorado Rapids logró un empate en los últimos minutos en un partido en el que se aprovecharon de la escasa intensidad en el juego de su rival para conseguir anotar. En la primera mitad los visitantes comenzaron siendo superiores, pero poco a poco fueron perdiendo protagonismo ante un rival que les disputó el balón. A pesar de ello consiguieron adelantarse en el marcador con un gran gol. En la segunda parte, los locales insistieron más que su rival para conseguir empatar el partido, pero la falta de puntería les llevó a tener que conformarse con un gol en los últimos minutos.

Una llegada, un gol

A pesar de llegar al partido con muchas bajas y con un equipo plagado de jugadores poco habituales, el New York City FC tuvo claro que para llevarse la victoria debía elaborar un juego de posesión y control de la pelota. Durante los primeros minutos esto quedó claro ya que consiguieron tener mucha posesión, incluso alguna que otra llegada de peligro. Su rival sin embargo, conociendo esto, trató en los primeros minutos de buscar la portería rival con contraataques o desplazamientos en largo, buscando la velocidad de sus puntas.

Pero con el paso de los minutos y de manera sorprendente, Colorado Rapids pasó a disputarle la posesión del balón. Esto hizo que la confusión apareciese en los visitantes, permitiendo algún acercamiento sobre si área, aunque esto no se transformase en un disparo de peligro sobre la portería.

usatoday.com

Sin embargo, cuando mejor estaba el equipo local, un error de concentración de su línea defensiva provocó que los ‘citizens’ lograsen adelantarse en el marcador. Tommy McNamara recuperó un balón en el centro del campo y tras no encontrar ningún defensor que le presionase, disparó a puerta desde la frontal, anotando un gol por la escuadra.

Este tanto obligó a los locales a tener que cambar su planteamiento y ser un poco más intensos tanto en defensa como en ataque. Sus llegadas a campo rival acababan todas en los pies de los defensas, sin que hubiesen podido poner a prueba hasta el momento a Johsnon. Y en defensa estaban concediendo mucho a un rival que parecía no querer ampliar la distancia en el marcador.

En los minutos finales se pudo ver esa respuesta de Colorado Rapids, pero los neoyorkinos no estaban dispuestos a perder la ventaja que tenían hasta el momento y consiguieron llegar al descanso con la victoria momentánea.

Castigo por desidia

La segunda mitad estuvo bastante más igualada desde el inicio, con los dos equipos queriendo se protagonistas. Ninguno de ellos rechazaba el control de la pelota, pero seguían siendo los visitantes los que mejores acciones de peligro generaban. En una de ellas, Tim Howard salvó al equipo por segunda vez con una doble intervención que dejó a los ‘citizens’ con el gol casi cantado.

Pero los locales no se quedaron atrás e impusieron un buen ritmo de juego que eles permitió durante unos minutos jugar en campo rival, aunque las acciones de peligro sobre la portería de estos continuasen brillando por su ausencia.

Pero con el paso de los minutos y los cambios realizados por el equipo de Colorado Rapids, el equipo pasó a tener una mayor presencia en el ataque, y con ocasiones cada vez más peligrosas. Esto llevó a que los visitantes tuviesen que imprimirle mayor intensidad a su juego, sobre todo en la zona del ataque, que desde el gol anotaron en la primera mitad, apenas tuvieron un par de ocasiones claras.

usatoday.com

Con la entrada de David Villa al terreno de juego, el entrenador visitante trató de dotar a su equipo de esa agresividad e intensidad en la zona de finalización de la que no tuvieron con anterioridad. Pero el buen hacer de los Rapids y la inercia del partido a favor de estos, impidió que el español tuviese impacto en el juego.

En los minutos finales, el equipo local asedió la portería de su rival con una llegada detrás e otra, pero les faltó lo más importante, la definición. Todas sus jugadas llegaban al área o a sus inmediaciones, pero los delanteros no conseguían conectar un disparo.

Tanto fue así que las mejores ocasiones llegaron en los últimos minutos de partido. En la primera acción, Alan Gordon se quedó solo ante el portero, pero este consiguió desviar la pelota lejos de su portería. En la siguiente acción, los locales tuvieron la recompensa a su insistencia. Una cabalgada de Badji desde el centro del campo finalizó con un disparo desde fuera del área que confundió al porteo y puso el empate final en el luminoso.