Vancouver Whitecaps escala al liderato

La franquicia canadiense consiguió de nuevo la victoria como local, lo que le permite colocarse en el primer puesto de la Conferencia Oeste, después de superar a un rival que continúa castigándole sus fallos que sufre en defensa.

Vancouver Whitecaps escala al liderato
usatoday.com
Vancouver Whitecaps FC
3 0
Minnesota United FC
Vancouver Whitecaps FC: Ousted; Nerwinski, Waston, Parker, de Jong; Tchani, Teibert; Davies (Mezquida, min. 80), Reyna (Ibini-Isei (min. 63), Shea; Hurtado (Montero, min. 72)
Minnesota United FC: Shuttleworth; Thiesson, Boxall, Kallman (Greenspan, min. 62), Jome; Warner, Ibson; Finlay, Venegas, Nicholson (Ramirez, min. 72); Danladi.
MARCADOR: 1-0, min. 5, Reyna. 2-0, min. 31, Hurtado. 3-0, min. 88, Shea.
ÁRBITRO: Dave Gantar (CAN). Amonestó a Boxall (min. 45), Warner (min. 52).
INCIDENCIAS: Major League Soccer 2017. Este encuentro se disputó en el BC Place (Vancouver, BC). 17.368 espectadores.

Nueva victoria para los Whitecaps que le alzan como el líder del Oeste, después de un partido en el que fueron superiores a su rival en todos los ámbitos. Desde el inicio del partido lograron declinar el resultado a su favor con un gol a los cinco minutos. A partir de ahí su rival trató de responder, pero sus fallos en defensa les hicieron recibir un segundo tanto. En la segunda mitad la superioridad local quedó patente desde el inicio con varias acciones de peligro que el portero rival se encargó de desbaratar. No fue hasta el último minuto cuando los canadienses certificaron la victoria con un tercer gol.

Dos ocasiones, dos goles

Buen inicio de partido por parte de los dos equipos que de manera constante, se disputaron el control de la pelota, buscando el que les adelantara en el marcador. A pesar de que los visitantes fueron os que más insistieron, fue el equipo canadiense el que logró estar más acertado de cara a portería.

Nuevamente, la fragilidad defensiva de los ‘Loons’, permitió que un jugador rival controlase un balón a la espalda de los centrales, tras un desplazamiento el largo. Yordy Reyna sacó provecho de la lentitud de la defensa visitante y tras controlar el balón, batió al guardameta con una gran definición.

Este tanto no cambio el planteamiento de los visitantes que continuó buscando la portería de su rival, jugando durante gran parte del tiempo en su campo. Pero la gran mayoría de sus acciones eran desbaratadas por su rival, que estaba cumpliendo con un partido muy serio.

usatoday.com

Pero ellos también consiguieron poco a poco tener sus ocasiones sobre la portería de su rival, y cada acercamiento sumaba una ocasión de peligro. Fue pasada la media hora de partido cuando en la enésima ocasión en la que los Whitecaps consiguieron salir a la contra, pusieron mayor distancia en el marcador. Hurtado fue el jugador que finalizó la acción y mandó el balón a guardar.

Esta acción dejó definitivamente muy tocado al Minnesota United que apenas tuvo reacción a este gol. Esto lo aprovecharon los canadienses para tratar de ampliar aún más su ventaja con algunas ocasiones más, pero el acierto de sus delanteros no fue el mismo que con anterioridad.

En los minutos finales, apenas se pudo ver juego ya que se estuvo parando mucho el partido con continuas faltas, provocando que todo quedase por decidir para los segundos 45 minutos. Ambos entrenadores tendrían trabajo en el descanso, sobro todo el local, si quería lograr puntuar de nuevo ante este rival.

Sin demasiado color

La segunda mitad comenzó muy igualada con mucho movimiento de balón en el centro del campo y sin apenas verse llegase a ninguna de las áreas. Ninguno de los dos equipos quería dar su brazo a torcer y la necesidad de anotar un gol por parte de ambos, hizo que continuamente el esférico cambiase de control. Tanto fue así que la primera llegada de peligro no llegó hasta pasados los primeros 15 minutos.

El Minnesota United trataba de llegar a la portería de su rival, pero se de manera constante se vio superado por un rival que tras hacer algunos cambios en el los jugadores sobre el terreno de juego, mejoró su ataque. Tanto fue así que Shuttleworth tuvo dos grandes paradas de merito que negaron a su rival el poder aumentar su ventaja.

Mediada la segunda parte, los ‘Loons’ también realizaron varios cambios con clara tendencia atacante. Uno de los jugadores que entró al terreno de juego fue el goleador Christian Ramírez, que tras unas semanas lesionado volvía a vestirse de corto para tratar de ayudar al equipo a llevarse la victoria.

En los últimos minutos, con los visitantes totalmente rendidos, los canadienses tuvieron su enésima ocasión en la que consiguieron anotar un tercer gol. Un centro desde la banda derecha en donde Shea se anticipó a su marcador en el primer palo para cerrar el partido con este gol.