Naufragio del Napoli en Ucrania

Los de Sarri se dejaron los tres puntos en Ucrania tras un pésimo inicio de partido que marcaría el devenir del mismo. Reaccionó tarde el conjunto napolitano con la entrada de Mertens y Allan en el segundo tiempo.

Naufragio del Napoli en Ucrania
Taison celebrando el gol Foto: Shakhtar Donetsk
Shakhtar Donetsk
2 1
Napoli
Shakhtar Donetsk: Pyatov; Srna, Ordets (Khocholava, min. 91), Rakistskyi, Ismaily; Fred, Stepanenko, Marlos (Kovalenko, min. 76), Taison, Bernard; Ferreyra (Dentinho, min. 87).
Napoli: Reina; Ghoulam, Koulibaly, Albiol, Hysaj; Hamsik (Mertens, min. 59), Diawara, Zielinskyi (Allan, min. 67); Callejon, Milic e Insigne.
MARCADOR: 1-0, min 15. Taison. 2-0, min. 57, Ferreyra. 2-1, min. 71, Milik.
ÁRBITRO: Zwayer (ALE). Amonestó a Insigne (min. 68), Fred (min. 68), Mertens (min. 69), Stepanenko (min. 70).
INCIDENCIAS: PARTIDO CORRESPONDIENTE A LA PRIMERA JORNADA DEL GRUPO F DE LA CHAMPIONS LEAGUE ENTRE EL SHAKHTAR DONETSK Y EL NAPOLI. EL PARTIDO SE JUEGA EN EL OBLASNY SPORTKOMPLEX METALIST.

Partido disputado hasta el final el que nos han dejado Shakhtar Donetsk y Napoli en la primera jornada de la Champions League. Un inicio demoledor por parte de los ucranianos les ha bastado para alzarse con la victoria. El grupo F nos deja como líder al Manchester City que ha vencido al Feyenoord por 0-4 en Holanda, segundo al Shakhtar Donetsk tras su victoria al Napoli que es tercero, y como colista de grupo el Feyenoord. 

El partido no será recordado por su buen juego ni intensidad, sino que en Italia será recordado por la no comparecencia en el once inicial de jugadores como Mertens, Allan o Jorginho. Sarri decidió darles descanso y acabó pagándolo. Mertens sería el mejor jugador napolitano mientras que por el conjunto ucraniano destacarían Srna y Taison

Comienzo arrollador del Shakhtar

Los ucranianos saben que si quieren pasar a la siguiente fase, tienen que sacar el máximo de puntos jugando de local. Recordemos que el Shakhtar no juega en su habitual estadio, el Donbass Arena, debido a los problemas ajenos al fútbol que está atravesando Ucrania en estos momentos. Actualmente juega en el Oblasny Sportkomplex Metalist. 

Salió al partido con una marcha más que el Napoli. Los primeros 20 minutos fueron un monólogo de los ucranianos. Si a su dominio en el centro del campo le sumas los fallos de Diawara y el capitán Hamsik, hacen que los de Fonseca volcasen todo el juego ofensivo por el centro. Tras sendos fallos de los ya mencionados Diawara y Hamsik , que bien podrían haber terminado en gol si no es por la falta de puntería de los ucranianos, llegaría el gol en el minuto 15. Un pase de Marlos que se internaba por el flanco derecho hacia Taison, sería resuelto por este último con un disparo desde fuera del área que se colaba en la portería de Reina. Nada pudo hacer el portero español ante ese disparo tan ajustado. Gol merecido para el Shakhtar

Pero a raíz del gol todo cambiaría. El Napoli no estaba siendo el equipo que domina los encuentros a su antojo. Cierto es que Sarri decidió dar descanso a hombres habituales como Jorginho, Mertens o Alan, fijos en el esquema del entrenador italiano. Les costó entrar en el encuentro al centro del campo italiano. Diawara y Zielinskiy contaban sus pases por fallos. Fue ya en los últimos minutos de la primera mitad cuando el Napoli de verdad creó peligro ante la portería de Pyatov. Milik empezó a ser un incordio para los centrales ucranianos que habían estado perfectos hasta el momento. Un saque de banda en largo de Ghoulam, permitió a Milik forcejear con Rakistskiy y poner casi el empate en el marcador sino es porque Pyatov estuvo atento para salvar el gol que hubiese supuesto el empate. Golpeaba más tarde Insigne en una falta lejana que fue directa a las manos del portero ucraniano. El Napoli solo creaba peligro a balón parado, de hecho sacó ocho corners en la primera mitad. Fue ya en el minuto 43 cuando Insigne tuvo la mejor ocasión para el cuadro napolitano, cuando en una internada de las suyas por el flanco izquierdo, sacó una rosquita made in Insigne que permitió a Pyatov hacer la parada del partido. Con esa mano salvadora nos iríamos al descanso. 

Los fallos condenaron al Napoli

La segunda parte comenzaba como terminaba la primera. El Napoli lo intentaba con un juego profundo pero sin acierto de cara a gol. El Shakhtar por su parte hacía daño a la contra. Fue en una de ellas cuando el lateral zurdo Ismaily centraba al área napolitano donde Pepe Reina falló en el despeje y el balón lo remataría a placer Ferreyra. 2-0 para los de Fonseca que sin hacer mucho ruido ya iban ganando.

Ya en el minuto 59, Sarri dio entrada a su mejor hombre. Dries Mertens saltaría al terreno de juego en detrimento del capitán Marek Hamsik. Y el belga revolucionaría el encuentro. No habían pasado dos minutos de su entrada y ya avisó con un disparo a las manos de Pyatov. A partir de aquí fue un monólogo de acoso y derribo por parte del Napoli. Saldría Allan para reforzar el dañado medio del campo de Sarri, en detrimento de Zielinskyi. Fue en el minuto 71 cuando una internada desde atrás de Mertens provocaría que Stepanenko le arrollase dentro del área. Penalti para el Napoli. El artífice de lanzar el penalti sería el polaco Milik, que no fallaría y pondría el 2-1 en el marcador. Siguieron los intercambios de golpes entre los equipos, con una posesión de 51% para el Napoli y 49% para el Shakhtar. Ya en el minuto 82 llegaría una ocasión para cada equipo. Ferreyra remataría un centro de Srna desde la derecha para estrellar el esférico en el palo de Reina. Hubiese sido el punto final del partido. Pero no había transcurrido ni un minuto cuando Mertens metió un balón a la espalda de la defensa ucraniana para que Milik se plantase solo ante Pyatov y mandase el balón a las nubes para asombro de su compañero belga. 

Con ese resultado se llegaría al final del encuentro. Tres puntos importantísimos para los intereses del Shakhtar que si quiere mantener el sueño de los octavos de final tiene que conseguir sacar los nueve puntos jugando de local. Mal comienzo para los de Sarri que ha pagado el dejar a jugadores como Allan, Mertens o Jorginho en el banquillo.