Diario del regreso del Tigre

Un duro camino vivió el colombiano Radamel Falcao para estar de nuevo en lo más alto del fútbol. Después de varios meses de desolación, el colombiano alcanzó la gloria en Francia con Mónaco.

Diario del regreso del Tigre
Foto: EFE

En el 2014 Colombia,  selección del tigre, después de 16 años volvió a un mundial, cifra similar a la que  Mónaco  tardó para dar de nuevo la vuelta en un estadio, 17 años. Los números quizá son coincidencia, pero lo que no es casualidad es que los dos equipos hayan obtenido después de tantos años el logro de la mano de un jugador, de su capitán, Radamel Falcao García. 

La fe  de los colombianos estaba puesta sobre el jugador samario, en él reposaba la esperanza de miles de personas que soñaban con ver a su selección campeona de un mundial por primera vez. Y cómo no iba a ser así, si había anotado en nueve oportunidades en las eliminatorias, y se encontraba en la tercera posición de goleadores después de Luis Suárez y Lionel Messi.

Foto: EFE
Foto: EFE

22 de enero de 2014, fecha para el olvido. A veces las cosas no salen como se quiere, y una detestable lesión ad portas de iniciar el campeonato del mundo lo dejó por fuera de las canchas por seis meses. 193 fueron los días  en que no pudimos presenciar la magia de uno de los que pudo ser el mejor nueve del mundo.

2 de agosto del 2014, bendito día en que el tigre volvía a pisar un terreno de juego. Esta vez su regreso se daría en el equipo con el cual alcanzaría la gloria un poco después. 2-2 terminó el encuentro entre el equipo monegasco y Valencia por la Emirates cup.  Y desde aquí el tigre seguiría escribiendo su propia historia. Infortunadamente después pasó por equipos donde no tuvo mucha continuidad, momentos en los cuales solo podía tener paciencia y fe en Dios como siempre lo mostró, esa espera valdría la pena,  pues después de todo tendría su recompensa.

El 10 de junio del 2016, Leonardo Jardim, técnico del As Mónaco recibía nuevamente a Radamel en el equipo francés. Era el momento perfecto para su retorno, Leonardo era el estratega que necesitaba Falcao, pues su motivación y confianza en el colombiano nunca estuvieron ausentes. No transcurrió mucho tiempo para que el samario se empezara a consolidar como goleador del equipo, de esta manera  el mundo empezaba a  oír el rugir del tigre nuevamente.

Poco a poco el delantero del Mónaco iba construyendo una maravillosa temporada con el equipo francés. 30 anotaciones fueron suficientes para que se posicionara en lo alto de la tabla de goleadores del torneo, después de Edinson Cavani y de Alexandre Lazazette; nada mal para un “ex jugador” como muchos lo llamaban. En champions también tuvo una favorable presentación, en siete ocasiones envió el balón al fondo de la red, y en copa en dos oportunidades.

Foto: @falcao
Foto: @falcao

17 de mayo del 2017, día en el cual el esfuerzo de tantos días se vería reflejado. Miles de personas se reunían en el estadio Luis II para presenciar el encuentro entre Saint Etienne y Mónaco, que de ganar se coronaría anticipadamente campeón  de la liga. Con un resultado de 2-0 a favor de los dirigidos por Jardim, el equipo monegasco finalmente y después de tanto tiempo se posicionaba como el único líder en la Liga 1.

Un sin fin de emociones se desataron después de obtener el triunfo. Muchas imágenes quedarán  en el recuerdo, como  esa en la que Radamel levanta el trofeo con una sonrisa, sonrisa que refleja esfuerzo, perseverancia y dedicación o en la que el colombiano rompe en llanto junto a su familia. Lo cierto es que la imagen del tigre valiente, luchador y esforzado será la que siempre prevalecerá en la memoria de los colombianos  y de los amantes del buen fútbol.

1 de junio de 2017, el tigre renovó  su contrato con el equipo en el que renació, hasta el 2020 el equipo francés contará con el colombiano, con el fin de conseguir más títulos y de “extender esta historia” como lo manifestó el goleador.  

Terminaré por decir que somos afortunados los que tenemos la oportunidad de presenciar a un jugador como Radamel en las canchas. Cerraré con las palabras plasmadas en el libro “Mi Selección” que definen y concluyen lo que es el tigre y que describen lo que quizá ha sido una de las claves de su éxito. “Quienes lo conocen coinciden en que la diferencia de Falcao es que es tan bueno dentro como fuera de la cancha y en el mundo de hoy eso es –según parece- una rareza” 

Foto: @Falcao
Foto: @Falcao