El nuevo Mónaco sigue animando el mercado

El Mónaco de Jardim, campeón de la Ligue 1, sigue reforzando su plantilla tras las salidas que ha tenido en este inicio del mercado veraniego, y lo hace con los fichajes de Benaglio, Tielemans, Mboula y Meïté.

El nuevo Mónaco sigue animando el mercado
Meïté llega al nuevo Mónaco de Jardim. | Foto: Twitter AS Mónaco

Soualiho Meïté es nuevo jugador del AS Mónaco tras llegar a un acuerdo el club francés con el que hasta ahora era el club del joven jugador, el belga Zulte Waregem. Por tanto, el club monegasco sigue reforzando su plantilla de cara a la próxima temporada 2017/2018 en la que defenderá su actual condición de campeón de la Ligue 1, y para ello deberá crear una plantilla tan competitiva como la que ha deslumbrado esta temporada de la mano de Leonardo Jardim.

Benaglio, Mboula y Tielemans, las otras altas

Por ahora, las altas del club monegasco las componen el portero suizo Diego Benaglio, llegado del Wolfsburgo alemán, club en el que ha rendido a un gran nivel en la Bundesliga y que llega para aportar su experiencia y pelear la titularidad de la meta del club del Principado. Otra llegada reciente es la del canterano del FC Barcelona, el prometedor Mboula, joven jugador que llega por tan sólo tres millones de euros y que supone un golpe a la Masía, ya que el club catalán no ha sabido retener a un futbolista de gran potencial por el que el club francés ha apostado fuerte.

La llegada más sonada y de mayor renombre es la del centrocampista belga Tielemans, procedente del fútbol belga y que ha destacado sobremanera en el Anderlecht, club al que el Mónaco ha tenido que desembolsar una importante cantidad de dinero, cercana a los 25 millones, por un jugador que a sus 20 años ha firmado 18 goles y 15 asistencias con su club, despertando así los deseos de más de un club en Europa en la carrera por contratarlo, aunque finalmente el Mónaco se hizo con sus servicios y será uno de los jugadores a tener en cuenta la temporada que viene.

Meïté llega al igual que el que va a ser su compañero en el Mónaco del fútbol belga, y lo hace bajo la confianza del técnico portugués Jardim, experto en descubrir nuevos jugadores y que tendrá que reconstruir con mucha destreza un equipo del que se puede marchar gran parte de su bloque de la pasada campaña.