Los Gasol le brindan la mejor despedida a Navarro

Las selección nacional derrotó a Rusia por 93-85 en un choque dominado de principio a fin en el que los chicos dirigidos por Sergio Scariolo sólo sufrieron en los minutos finales.

Los Gasol le brindan la mejor despedida a Navarro
España en el podio celebrando el bronce. Vía: FIBA
España
93 85
Rusia
España: Ricky Rubio (4), Fernando San Emeterio (8), Juan Carlos Navarro (2), Marc Gasol (25), Pau Gasol (26); Sergio Rodríguez (16) Guillem Vives (-), Juancho Hernangómez (6), Joan Sastre (1), Willy Hernangómez (0), Oriola (5)
Rusia: Shved (18), Khvostov (), Fridzon (6), Vorontsevich (10), Ivlev (2); Mozgov (14), Kulagin (10), Baburin (3), Antonov (2), Zubkov (8), Kulagin (10), Kulagin (-)
MARCADOR: 21-13/ 45-28/66-55/93-85
INCIDENCIAS: Partido correspondiente al tercer y cuarto puesto del Eurobasket. Ricky Rubio fue expulsado por dos antideportivas.

La selección española brindó a Juan Carlos Navarro el bronce tras imponerse a Rusia por 93-85 en un partido en el que los hermanos Gasol y Sergio Rodríguez capitanearon al equipo en los momentos más complicados.

Sin Mozgoz de inicio, el objetivo era buscar el poste. Esta fue la prioridad de la selección española. La superioridad por centímetros de los vigentes campeones del Eurobasket fue una de las armas a utilizar, y la defensa de Shved a San Emeterio fue importante para que el jugador del Valencia Basket se metiese en el encuentro muy pronto. Cinco puntos consecutivos con un 21 incluido. Rusia no pudo parar las cometidas de centímetros y la ausencia en el quinteto de Mozgov se notó bastante. Los Gasol dominaban la pintura a sus anchas y en los primeros minutos del partido se pusieron 11-3 y dejando pronto en bonus a los rusos.

San Emeterio fue uno de los principales protagonistas en los primeros minutos. Vía: FIBA
San Emeterio fue uno de los principales protagonistas en los primeros minutos. Vía: FIBA

Mozgov tuvo que salir, pero aún así, los de Scariolo fueron superiores. Shved estaba muy sólo en anotación y sólo Mozgov podía echarle una mano. Marc estaba intratable, como en el partido de cuartos, y se marchó al banco con diez puntos y con unas molestias en el tobillo que pusieron en alerta al combinado nacional. Con el buen hacer de la segunda unidad y la falta de ideas del equipo ruso, el primer cuarto se saldó con un +8 para España.

Mal arranque de segundo cuarto

A pesar de no estar Shved en pista, Rusia cuajó unos buenos minutos al comenzar el segundo cuarto. España parecía ser la que no tenía ideas y se fueron de vacío las dos primeras posesiones con dos pérdidas. La entrada de Ricky y Pau dio aire al equipo y todo volvió a la normalidad. La renta volvió a los ocho puntos y el equipo cobró intensidad. Oriola estuvo muy bien en ambos lados de la cancha y la mentalidad de luchar por el bronce fue arrolladora.

A partir de ahí el partido empezó a romperse a favor de España. A pesar de volver el máximo anotador del torneo, los de Scariolo ampliaron la renta más allá de la barrera psicológica a pesar de la antideportiva que le pitaron a Ricky Rubio sobre Shved, cuando éste quería machacar el aro. Esto hizo mejorar, aún más si cabe para ponerse con 14 puntos de renta. Sergio Rodríguez redondeó la gran segunda mitad realizada con un gran robo y bandeja para marcharse a los vestuarios rozando con los dedos el bronce. Este resultado es la peor derrota de Rusia al descanso en toda la historia del EuroBasket.

Momento Marc

Marc Gasol pudo volver a la cancha y salió de inicio al comienzo del tercer cuarto. En tan sólo 12 minutos en cancha, el jugador de los Grizzlies se puso con 17 puntos. Una auténtica alegría dada la preocupación que había en el equipo cuando se retiró en el primer cuarto. El pívot nacional siguió aumentando su recital en este tercer periodo y España se puso 17 arriba.

Pau Gasol fue importante en los compases decisivos. Vía: FIBA
Pau Gasol fue importante en los compases decisivos. Vía: FIBA

Rusia estaba 'grogui' en estos minutos. Shved no anotaba, Mozgov no conseguía cerrar la pintura y Kurbanov salió como líder del equipo para reducir la diferencia y por consiguiente meterse en un partido que parecía finiquitado minutos atrás.

Rusia arriesgó y casi le sale bien

El cuarto cuarto, el todo o nada empezó con muchas sorpresas en el quinteto ruso. Sin Shved y Mozgov en pista, Rusia salió a por todas y pronto se metió en el partido. La ventaja bajó de los diez puntos y parecía que estaban más metidos que los chicos dirigidos por Sergio Scariolo que no estaban finos en ataques.

El partido aumentó en tensióN y en competitividad con la segunda antideportiva pitada a Ricky Rubio. Sergio Rodríguez entró en pista y dio calma y temple en los compases fundamentales. Pau apareció como tiene acostumbrado a hacer y se puso el peso sobre sus espaldas para aportar los puntos necesarios en estos momentos. A pesar de ello, Rusia seguía muy metida con varios triples y jugadas rápidas.

Fridzon tuvo en sus manos poner el partido a tan sólo dos puntos. Con un lanzamiento franco pudo poner a su equipo a tan sólo un punto a falta de 1:36 para concluir el partido. Para tranquilidad de los aficionados y banquillo español. el balón no entró y España realizó dos rápidas transiciones para anotar cuatro puntos que dejaron visto para sentencia el choque. Finalmente, Marc Gasol sentenció el encuentro con dos tiros libres.

Navarro fue manteado en la despedida. Vía: FIBA
Navarro fue manteado en la despedida. Vía: FIBA

España consiguió el bronce que sabe a poco dado el equipo y el nivel mostrado en gran parte del encuentro. Con la despedida de Navarro en la mente, los hombres de Scariolo le brindaron una gran despedida a todo un referente del basket en nuestro país. Sus números en el día de hoy: dos puntos, cuatro rebotes y una asistencia. Quizá no era la despedida que se esperaba, pero cumplió e intentó dar el máximo en este torneo a pesar de no estar en su máximo nivel.