Previa España - Eslovenia: "Juego de Tronos"

España está a un paso de la final del Eurobasket, pero deberá tumbar a la gran sensación del torneo: la Eslovenia de Dragic y Doncic, que busca reinar en el Viejo Continente. El jueves a las 20:30 en Cuatro.

Previa España - Eslovenia: "Juego de Tronos"
Una dinastía consolidada contra una en construcción. Eslovenia y España lucharán por la final. | Fotografía: Montaje de Santiago Arxé Carbona

Te la sabes de memoria y sí, vale ambientarse con la banda sonora de la serie. Sería ideal que sus notas más graves coincidan con el salto inicial a eso de las 20:30 del jueves, para dar un tono de tensión aún mayor al encuentro. Al choque entre las dos mejores selecciones del torneo. A la final anticipada de este Eurobasket 2017. A un partido que no verlo debería tipificar como delito en el Código Penal.

España juega ante Eslovenia su décima semifinal consecutiva de un Eurobasket. Se dice pronto. No obstante, llegar a la final no será tarea fácil. Enfrente, uno de los equipos más sólidos del campeonato. Tanto que es, junto con el combinado español, la mejor selección del torneo. Por victorias, números y juego. Incluso por calidad. El Dragón sigue con hambre.

Mientras España se deshizo de Alemania con cierta tranquilidad, Eslovenia tuvo que sudar la gota gorda para vencer a Letonia, otra de las sensaciones del torneo. Doncic acabó con Porzingis. El próximo nº1 del Draft de la NBA es toda una amenaza para la selección. 15'7 puntos de media, 3'4 asistencias, 7'7 rebotes y 19,3 de valoración. Para entender la magnitud del base del Real Madrid, un dato: es el máximo reboteador de Eslovenia y el sexto del campeonato. Con 18 años. 

Doncic está a un gran nivel: captura los mismos rebotes que Pau Gasol (7,7 por partido)

Un peligro que se hace doble cuando Goran Dragic comparte pista con Luka, que es casi todo el partido. El de Miami Heat oposita -también- a MVP del Eurobasket, con 21,9 puntos de media (5º), 5'4 asistencias (10º) y 21'6 de valoración (5º). Dos exteriores que representan las armas más valiosas de Eslovenia. Que llegan con ganas, ilusión y hambre. Por meterse en la final y derrotar a la favorita, a la actual campeona. La doble D busca el trono colectivo, pero también el galardón individual. Desbancar a Pau Gasol como mejor jugador del continente que aún gobierna. Ser los Reyes de Europa.

La doble D eslovena, Dragic y Doncic. Foto: FIBA
La doble D eslovena, Dragic y Doncic. Foto: FIBA

Para evitarlo, España deberá mostrar una versión mejorada que la ofrecida ante Turquía en octavos y Alemania en cuartos. Hasta ahora, parece que los de Scariolo han ganado por inercia, por simple y llana superioridad técnica. No bastará frente a Eslovenia, sobrada también de calidad.

Y es que no solo Doncic y Dragic representan peligro en el grupo entrenador por Kokoskov con Jaka Lakovic de asistente. La profundidad de plantilla es otra de las grandes diferencias que encontrará España, cuando ante Alemania con molestar a Schröder valía. 

Jugadores del Real Madrid: España 0-2 Eslovenia 

Randolph, por ejemplo, es una amenaza interior evidente. Y exterior: de nuevo los Gasol deberán estar atentos en defensa y anular la velocidad y clase del jugador del Real Madrid. A favor de la selección española, su cabeza. Ya terminó expulsado y sobreexcitado en los cuartos contra Letonia. Otro factor importante es la experiencia que se tenga en este tipo de partidos tan trascendentes y determinantes.

Minutos como los que acumulan Sergio Rodríguez, Ricky Rubio o los Gasol. Por contra, en la Final Four de la Euroliga, también en Estambul, se vio a un Doncic nervioso, sobrepasado por las circunstancias y bajando, por un partido, a su realidad de 18 años. Ante Letonia fue inmune, pero quizá España pueda desactivarle por ahí. Dragic será otro cantar. Prácticamente imparable, por mucho estudio táctico que el cuerpo técnico español haya hecho. Más evitable serán los triples de Prepelic o hacer inútil el buen hacer defensivo de Vidmar.

Cara a cara

Si elegimos las seis estadísticas más representativas del juego, Eslovenia vence a España en tres de ellas: puntos por partido (89,7 por 86,6), tiros de campo (55% por 52,4%) y tiros libres (81% por 78,4%). Por otro lado, la ÑBA es superior en rebotes (39,4-23,6), asistencias (18,1-24,7) y triples (33%-42,1%).

La igualdad es notoria, pero España tiene mayores réditos allí donde es superior y radican las claves para encontrar la final del domingo. Una movilidad de balón adecuada y alternación de roles se antoja vital. Que si no aparece Pau, lo haga Marc. Que si Juancho no tiene el día, el Chacho sea determinante. Si Ricky falla, que los tiros abiertos de San Emeterio y Sastre acaben entrando. Si Oriola está nervioso, Willy se adueñe de la pintura. España, en definitiva, tiene más recursos baloncestísticos de los que posee Eslovenia. 

Marc Gasol fue clave ante Alemania. Foto: FIBA
Marc Gasol fue clave ante Alemania. Foto: FIBA

Eso sí, hará falta un partido que roce el sobresaliente para derrotar a los eslovenos. No valdrá jugar como hasta ahora, cuando España gana pero no maravilla, o lo hace de manera intermitente. Vital atacar con frescura, pero más aún defender con cabeza.

A la calidad eslovena se la vence con trabajo y unión. Nada de eso falta en este grupo, por lo que los aficionados se pueden sentar en el sofá a eso de las ocho y media con la confianza de ver a un grupo ganador por genética e historia que intentará alcanzar su cuarta final de Eurobasket en los últimos cinco torneos. El Trono está en juego.